Asno zamorano-leonés infosado crónico

 1

 

 

   En esta ocasión hemos sido requeridos por un veterinario para tratar un asno semental de raza zamorano-leonés, extremadamente cojo de ambas manos. El animal yacía postrado y apenas se podía incorporar, comiendo y bebiendo desde la posición de echado.

 

   La causa de la invalidez era bastante evidente. El pollino presentaba unos cascos muy largos y con el aspecto exterior típico de los infosados, aunque no mostraba mucha divergencia en los ceños de la tapa. Cuando se le obligó a incorporarse, lo hizo con dificultad y dando muestras de dolor. El animal era muy reacio a moverse y cuando lo hace, extiende mucho las manos, buscando apoyarse con los talones.

 

 

   Se le hicieron radiografias que corroboraron el diagnostico de infosado crónico en ambas manos. A continuación, se le pusieron almohadillas de poliestireno expandido (corcho blanco) para proporcionarle una comodidad relativa mientras se le recortaban los demás cascos.

 

   En la fotografía de portada, podemos ver el aspecto de su mano izquierda. Las lumbres del casco están muy desplazadas hacia delante y largas. El burro ha estado descuidado durante demasiado tiempo.

 

 

 p1000862

 

   Radiografía de la mano izquierda. El hueso tejuelo aparece rotado. Los puntos blancos que aparecen en la radiografía, es  una pasta radioopaca que se utiliza para marcar la tapa. Esta, liberada de su unión con el tejuelo, crece errática y la cavidad formada se rellena de un tejido corneo cicatricial.

 

 3

   Mano derecha. Un herrador ha intentado cortarle un buen trozo de casco, pero no ha conseguido gran cosa. En estos casos se hace patente la necesidad de conocer al detalle la anatomía del casco para poder realizar un trabajo de cierta calidad. La ayuda de unas placas radiográficas se hace inestimable

 p1000863

   Radiografía de la mano derecha. Se aprecian los mismos signos de infosura. El diagnostico en este tipo de infosuras y de este tipo de animales es bastante incierto. Generalmente, los burros parecen sobrellevar las secuelas de la infosura con comodidad. Quizás se deba a que su eje casco cuartilla esta roto hacia delante por naturaleza.

 2

   Los pies también aparecen muy largos y con los talones hundidos, consecuencia de la falta de recorte y de la postura que el animal mantiene para descargar de peso las manos.

 p1000864

   Radiografía del pie. A diferencia de las manos, el hueso tejuelo aparece paralelo a la línea de la lumbre del casco. Esto indica que no hay infosura. Sin embargo, el eje de la articulación esta completamente roto debido al exceso de casco en las lumbres, que actúa al modo de una cuña que levanta todo el pie en su región anterior. Tal y como podemos comprobar, con la referencia de una placa radiográfica, se hace mas sencillo calcular la cantidad de casco que debemos de eliminar para poder dar al animal el merecido confort.

 4

   Tras un buen rato de trabajo con tenaza, cuchilla y legra, hemos eliminado todo el casco sobrante y el casco ha recuperado una forma más funcional. Compárese con la fotografía de portada la distancia entre los pelos de la corona y el suelo. Este rebajado ya aporta de por si un gran descanso y funcionalidad al animal, pero nosotros queremos ir mas lejos y favorecer el crecimiento paralelo de la tapa y el tejuelo.

 5

   Aspecto de la mano derecha una vez rebajada. La técnica es la misma que empleamos en casi todos los infosados crónicos. Se  rebajan los talones lo mas posible para acostar al hueso tejuelo sobre su cara dorsal y minimizar así la presión que su punta ejerce sobre el corion palmar.

6 

   Hemos herrado al burro con unas herraduras napoleónicas y le hemos resecado la tapa aberrante en un ángulo casi de 90º para impedir que la tapa ejerza presión sobre las laminillas. Por detrás, la herradura invertida proporciona a la región posterior del casco un apoyo estable y firme. El resultado es inmediato: El burro se sostiene correctamente sobre sus manos y apenas cambia el peso de una mano hacia la otra. Hemos conseguido rebajar el dolor del pollino desde un nivel Obel 4 (apenas se levanta) hasta un nivel  Obel 1 (cambia el peso de una mano a otra

7 

   Su mano derecha herrada. Con este tipo de herraje, lo que se busca principalmente es eliminar las causas que provocan dolor en inflamación crónica en las estructuras internas del casco. En tanto el animal este dolorido e inflamado, sus lesiones no podrán recuperarse jamás. El herraje rompe el circulo vicioso en que se halla inmerso debido a la infosura y da una oportunidad al animal para recuperarse en lo posible

8 

   Herraje de la mano izquierda. La línea roja no es sangre, como puede parecer en principio, sino la marca del rotulador. Una de las características de los cascos de los burros es que poseen una ranilla muy prominente y ancha, que ocupa casi toda la superficie palmar. Esto es una ventaja a la hora de buscar apoyos alternativos a la tapa infosada. En los burros, su prominente ranilla nos  evita la utilización de costosas siliconas de apoyo, necesarias en los caballos, de casco mas ancho y ranilla generalmente atrofiada.

p1000859 

   Herraje de la mano derecha. Aun podríamos haber retrasado mas las ramas de la napoleónica, llevándolas hasta la línea roja, pero hemos preferido no realizar un herraje tan agresivo. De una parte, el burro va a estar suelto en un prado blando, lo que le confiere un buen apoyo a la ranilla, pero también aumenta la posibilidad de que se arranque una herradura en sus demostraciones de alegría. Por tanto, preferimos dejar la herradura mejor sujeta con un buen clavado y esperar al siguiente herraje.

 

   El pollino ha experimentado una gran mejoría con tan solo un herraje. Es de esperar que en las próximas semanas, sus lesiones se vayan asentando y recupere la funcionalidad poco a poco. Creemos que si, pues son por naturaleza rústicos y resistentes. De hecho, su dueño nos cuenta que cuando ve a una burra se le olvidan los dolores!!!