Avalon,una grieta en el casco.

Hace cosa de unos cuatro meses, Avalon se golpeó el talón interno de la mano izquierda, lo que le produjo un hematoma. Al principio pasó desapercibido el problema sin mostrar signos de dolor o cojera, pero se le infectó y el pus se abrio camino a travès de las laminillas del talon hasta el exterior, justo en el rodete coronario. Tras los pertinentes cuidados, la herida cicatrizó, pero hubo un parón en la produccion de casco, lo que ocasionó una grieta transversal. El casco sigue creciendo y la grieta desciende, dejando tras de si nuevo casco. El problema consiste en que el casco viejo que está por debajo de la grieta, está suelto y hueco. Esto hace que con el tiempo se vaya infiltando la suciedad y la humedad de la cama, con lo que se forma una oquedad que puede albergar una infeccion o mediante la accion de las enzimas producidas por la infeccion, aumentar la misma de modo que se desestabilice peligrosamente la integridad del casco.

 ava1

Estos trozos de tapa sueltos deben de desbridarse o eliminarse en cuanto se detecten, pues no sirven para dar ningun tipo de soporte al pie del caballo y son muy favorables a infectarse. Sucede que la mayoria de las veces, el defecto presenta un aspecto feo y muy poco estetico, con lo que la mayoria de las veces se suele enmascarar para que el casco presente un aspecto bonito.

 ava2

Hemos eliminado por completo todo el tejido corneo que estaba desprendido. Por fortuna, se podia clavar relativamente bien en la porcion medial del casco. La oquedad se trata con alquitran de Noruega, para evitar la acumulacion de porqueria y que el tejido vivo del interior del pie, que ahora se halla muy expuesto, pueda verse atacado por una infeccion. El pie de Avalon, esta ligeramente desestabilizado, pues parte del casco no puede apoyarse enla herradura. Como Avalon es un caballo de paseo que realiza poco trabajo, hemos valorado que no era necesario ponerle un apoyo extraordinario en la ranilla, con una herradura de corazon, por ejemplo. El talon participaba en el apoyo, lo que reducia la lesion a una falta de casco en cuartas partes puramente estetico. Si hemos optado por ampliar la superficie de apoyo en los talones, forjando la herradura de modo que casi llegasen a tocarse los talones, sin llegar a ser una herradura de barra o de huevo. Esta forma de la herradura, permite combinar la mayor superficie de apoyo que puede proporcionar la herradura de huevo o barra y a la vez elimina los efectos secundarios de estas herraduras, como son la acumulacion de suciedad y necrosis de la ranilla y la inseguridad en la pisada en asfalto

 ava3

 

Gabino Fernández Baquero