Casco desgarrado

 

 

hpim3704 

Cuando se descuidan los cascos de los caballos se producen enfermedades y problemas difíciles de curar. La prevención es fundamental para el correcto mantenimiento de los cascos del caballo.

He aquí el resultado de dejar a un animal suelto en el prado sin preocuparse por el estado de sus pies.Los cascos han crecido, el pie se ha deformado y uno de ellos se ha roto ,haciendo una herida que, infectada,  produce a la yegua gran dolor y cojera.

Vista lateral

 hpim3706

Al levantarle las manos presentan este aspecto

hpim3709 

La otra mano no estaba tan mal pero aun asi,estaba larga y con un trozo ya roto:

 hpim3721

La tenaza de corte entra en acción.

 hpim3712

 hpim3713

Una vez recortado, el casco ya presenta un aspecto mejor

 hpim3715

Le devolvemos al casco una forma mas funcional, recogiendo las extensiones con la escofina

 hpim3717

En el casco hay una infección, que debemos  desbridar y exponer al aire, para poder limpiarla y desinfectarla. A tal fin,, empleamos una legra de anillo, con la que vamos eliminando las partes necróticas y tejidos muertos. El casco empieza a sangrar un poquito.

 hpim3719

Toda esa línea negra que se ve,es la zona de rotura de la tapa, que esta infectada y suelta. A continuación, una vez abierta toda la zona infectada, le colocamos al casco una herradura cerrada o de barra, para que proteja la herida y proporcione al casco una cierta estabilidad, a la vez que  distribuye el peso correctamente. Hemos practicado una claveras suplementarias en los talones y clavar muy atrás.. 
 

 hpim3722

Normalmente los dos clavos del circulo no debieran de estar puestos, pues van situados por detrás del punto mas ancho del casco, pero en esta ocasión, es necesario para poder sujetar la herradura.

 hpim3723

En el hueco de la herida pusimos algodón empapado en Betadine y vendamos con una venda elástica.

En unos cuantos días, cuando la herida este seca y el tejido vivo este bien epitelializado, se puede reconstruir el casco con alguna resina acrílica. En caso de no proceder a la reconstrucción, el casco seguirá creciendo y renovándose. Al cabo de pocas semanas se puede quitar la herradura y recortar el casco convenientemente (trimming foot) para evitar en el futuro estos accidentes.

Gabino Fernandez Baquero