Cascos altos de talones

 kml

 

   Los caballos que son rectos o cortos de cuartilla, tienen tendencia, por su morfología, a recargar la región de las lumbres. Esto origina deformaciones características  que producen un cuadro de desequilibrio crónico en sus pies, que  como es de prever, también origina alteraciones en su mecánica de movimiento.

 

   Esto es lo que le ha ocurrido a este caballo cruzado de español. Debido al poco cuidado que se le prestaba a su aplomado, las lumbres del casco están dobladas y los talones se han ido elevando hasta la posición en que se muestra. El caballo, dolorido de sus cascos, tropezaba sin cesar y oponía todo tipo de resistencias a su jinete.

 

 

 

   Cuando a un casco de estas características  se le deja crecer sin el control de un buen herraje, sucede que la región de las lumbres, es incapaz de sostener el peso del animal, se colapsa y se dobla hacia adentro, produciendo la típica curva que presenta el casco de la fotografía.Al colapsarse las lumbres del casco, los talones se ven obligados a soportar todo el peso, lo que conduce a que el estuche córneo situado por detrás del hueso tejuelo se eleve hacia arriba.

 

   El colapso del casco empieza  a ser total, como podemos observar. El surco por donde se dobla el casco ya ha llegado a la zona de los talones, que, lejos de empujar al casco hacia abajo en su crecimiento, lo que hacen es crecer cada vez mas arriba. En general, todo el conjunto del pie, presenta un exceso de materia córnea muy importante y que ha de ser eliminado con urgencia. Nótese la diferencia con el casco derecho, que ya ha sido recortado y aplomado.

 dfg

   En esta vista posterior podemos ver con mas detalle el comportamiento de los talones tan elevados. La materia córnea, al no poder desgastarse, se va adaptando a la presión que recibe de las mas diversas formas. En este caso, los talones se van acercando uno a otro y llegarán a tropezar y a sobreponerse o montar uno sobre el otro. Las coronas sobre los talones aparecen inflamadas y doloridas. Nótese la diferencia con el otro casco, ya aplomado y recortado. Ha bastado eliminar la gran cantidad de materia córnea acumulada en los talones, para que estos se hayan abierto un poco. El casco de la mano derecha presentaba exactamente el mismo aspecto que el de la mano izquierda!

 

 

 

cc 

 

   Las manos de este caballo fueron rebajadas y aplomadas convenientemente, para herrarlas a continuación con una herradura de aplomo natural NBS. Esta herradura, permite que el casco disfrute de la máxima salida, a la vez que descarga un poco las presiones en la región delantera del casco.

 

   Un adecuado programa de herraje, permite que los talones recuperen su posición y angulación natural, a la vez que evita el colapso de las lumbres. El caballo ha notado la mejoría de manera inmediata al herraje, pues su jinete nos refiere que ha dejado de botarse y de defenderse. Sus “problemas de doma” no eran otra cosa que un simple “dolor de pies”.