Cascos debiles e invadidos por hongos

 

copia_de_cascoalthan1Nieves de Murcia, nos hace la siguiente consulta acerca de su caballo, el cual tiene los cascos débiles y carcomidos por hongos y bacterias. Nos envía varias fotografías y pregunta por las posibles soluciones al problema de su caballo.

 

 

 

 

copia_de_cascoalthan4

 

 

 

 

 

 

copia_de_cascoalthan2

 

 

 

 

Estimada Nieves: en principio parece tratarse de un caso simple en que los hongos y bacterias del suelo atacan y destruyen la materia córnea de la que esta formado el casco. La causa real del problema de tu caballo es que la materia córnea, es de mala calidad, con lo que los hongos y bacterias ven facilitado el trabajo de destrucción. No debemos de olvidar que si los microorganismos son capaces de destruir el casco, es porque el mismo ya se hallaba predispuesto a ello.

La estructura de la tapa, es comparable a la de un mechón de cabellos que estuviesen unidos entre si. En el rodete coronario se forman muchos tubitos delgadísimos, llamados túbulos que están unidos entre si por un cemento de queratina. Dependiendo de la calidad de este cemento el casco es mas o menos tenaz. En el caso de tu caballo es extremadamente débil y ello explica que en el borde del casco, los túbulos aparezcan desunidos, semejantes a una escoba. Los microorganismos se nutren de la descomposición de la queratina del casco y van penetrando en el mismo desuniéndolo ,con lo que el casco pierde su funcionalidad e integridad.

El problema de tu caballo ha de ser atajado en dos frentes. Mejora del casco que ha de nacer y conservación del que hay actualmente. 

-Inicialmente, se debe de mejorar la calidad de ese casco. Genéticamente, unos caballos tienen mejores cascos que otros, pero no hay  ninguna raza de caballos cuyos cascos no sean capaces de dar soporte al resto del cuerpo. Algunos caballos tienen dificultades para asimilar ciertos nutrientes necesarios para la producción de queratina de buena calidad, en otros casos, es la dieta la que no aporta suficientes elementos. En la composición del casco entran diversas proteínas y oligoelementos en distinta cantidad, pero que todos son necesarios. De entre ellos, el azufre, como elemento encargado de formar puentes entre las moléculas de queratina y la biotina como catalizador de estos elementos, se revelan como indispensables para la correcta formación de casco de buena calidad.Así pues, suplementaremos la alimentación de este caballo con alguno de los diversos preparados comerciales que existen en el mercado, ricos en diversas proteínas y oligoelementos. 

-De otra parte, se debe de conservar el casco actual en espera del nuevo casco que ha de nacer mas sano y consistente. Para ello, es fundamental erradicar las colonias de microorganismos que anidan bajo las capas superficiales. Es necesario actuar con energía y eliminar con la legra todas las zonas invadidas, para a continuación, proceder a la aplicación de un producto cáustico que elimine las bacterias y los hongos. Generalmente, se suele utilizar el formol diluido, en pinceladas diarias durante varios días. También se debe de prestar un apoyo a la columna ósea, pues el casco se encuentra desestabilizado y puede colapsarse. A este fin, y en tanto se esta tratando la infección por microorganismos, es conveniente mantener al caballo en un box con una buena y abundante cama. Se puede valorar la conveniencia de mantener los cascos vendados para evitar el contacto con el suelo. A este efecto, los pañales de bebé se prestan convenientemente.. 

Una vez eliminada la infección, se puede reconstruir todas las zonas del casco que han sido eliminadas, a fin de que el caballo pueda seguir prestando algún tipo de servicio. En el mercado existen  diversas resinas que, una vez aplicadas convenientemente al casco, se comportan como casco de la mejor calidad, en el que se puede clavar y escofinar perfectamente. En las fotografías podemos ver como ya se ha intentado reconstruir con resina los desperfectos de los cascos, aunque sin éxito. Los parches han fracasado porque no han sido fijados sobre casco de suficiente calidad y además solamente ocupan una pequeña porción del mismo. En este caso, es conveniente, además de reconstruir los desperfectos, reforzar la pared de la muralla por completo, mediante la aplicación de una malla de fibra de vidrio y su recubrimiento con alguna resina apropiada.

El herraje será ligero, buscando una herradura que además de proporcionar al caballo el apoyo y la funcionalidad requeridas para su actividad, no represente para el casco ningún sobreesfuerzo. Así mismo, los clavos se elegirán del tamaño y grosor de espiga que menos agresión supongan para la muralla. Una higiene extraordinaria y la aplicación de un elemento antiséptico, (alquitrán de Noruega), con regularidad, contribuirán a mantener los cascos del caballo íntegros y funcionales.  

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies