erty

Gancho escarbacascos de regalo

 erty

   Una manera muy simpática de tener un detalle con un cliente, es regalar un gancho escarbacascos elaborado con una de las herraduras usadas de su caballo. El cliente se quedará encantado con el regalo, y el prestigio y la valía del herrador crecen ante sus ojos.

 

   El oficio de herrador, además de Arte es negocio, y como en todos los negocios, los pequeños detalles se tornan en grandes diferencias. Dos profesionales, aparentemente iguales en su técnica, pueden tener muy distinta aceptación entre la clientela, solamente porque uno sabe venderse y el otro no.

 

   Para el herrador avezado en la forja, la elaboración de un gancho escarbacascos, apenas supone unos minutos y un poco de esfuerzo. Para el principiante, es una buena manera de practicarse en la forja y en reciclar las herraduras viejas. Para ambos, puede significar la fidelización de un cliente a cambio de una pequeña inversión.

 

Read more

p1000761

Prácticas con herraduras viejas

 p1000761

 

   Hace unos días, estuve observando a un aprendiz de herrador como hacia prácticas de forja. Se estaba ejercitando en la forja de una herradura a partir de un trozo de pletina lisa. tal y como le enseñan en la escuela de herradores. En la pletina, había marcado con un punzón el centro de la herradura y las claveras .Las marcas y los puntos, estaban medidos con escrupulosidad, para que saliese una herradura perfecta. Incluso una de las ramas era unos milímetros mas larga, para que la herradura tenga rama interna y rama externa.Nada que objetar en la teoría, pero en el suelo se podía ver el vano resultado de los esfuerzos del aprendiz por convertir una pletina en algo distinto a un hierro doblado y con agujeros.

 

   Hacer una herradura, parece sencillo y fácil a simple vista, pero no lo es en absoluto. Es fácil doblar una pletina de hierro y hacerle claveras, pero eso no quiere decir que sepamos hacer herraduras. La herradura tiene una serie de características cosméticas y geométricas muy concretas, y en tanto no seamos capaces de fijar en nuestro cerebro los esquemas geométricos de la misma, no lograremos ningún resultado satisfactorio.

 

Read more

p1000358

Convertir una herradura de mano en herradura de pie

 

 p1000358

 

 

  En un articulo anterior habíamos descrito la manera de convertir una herradura comercial de pie en una herradura de mano con dos pestañas. La acción inversa, es decir, convertir una herradura de mano en una herradura de pie es un poco mas complicado, debido a que la colocación de las pestañas no es la misma.

 

En este artículo describiremos como se transforma una herradura de mano en una herradura de pie. Las herraduras de pie, se clasifican por su forma, en herraduras de pata de cabra o hechizas y herraduras de caza estilo inglés.

 

Read more

p1000402

Convertir herraduras de caballo en herraduras de mula

 

 p1000402

 

   Aunque cada día se usan menos, aún son muchos los mulos que se hierran. Las casas comerciales apenas fabrican herraduras para mulos y asnos, por lo que los herradores se ven obligados a modificar herraduras de caballo para adaptarlas a estos animales. Tradicionalmente, las herraduras destinadas a los mulos, eran toscas y el herrado de los animales se hacia de manera poco científica y descuidada. Hoy día, la recuperación de estos animales para el tiro de enganche, ha devuelto al herraje de mulos al lugar que se merece, equiparable al herrado de caballos de deporte.

  

 

Read more

p1000391

Remate de los callos y rama americana

 

 

 p1000391

 

  El remate de los callos de la herradura es un aspecto que se descuida demasiadas veces. Las modernas herraduras mecánicas, fabricadas industrialmente, ofrecen acabados cada vez más exquisitos y las herraduras presentan unas características cosméticas muy difíciles de igualar por el forjado artesano. Pero no debemos de olvidar que el diseño de la herradura comercial es perfecto en tanto que no tengamos que modificar su forma. El simple y tantas veces repetido hecho de abrir o cerrar la herradura, modifica la posición y dirección de los callos, alterando sus propiedades mecánicas y alterando la marcha del caballo.

 

  De ahí la gran importancia del rematado de los callos de la herradura. Bastan unos sencillos ejercicios de forja para que la herradura modificada recupere su geometría. Asimismo, una sencilla rama americana, es capaz de conseguir efectos beneficiosos para la marcha del animal con patologías en los corvejones.

Read more

p1000148

Algo sobre forja

p1000148En farriergabino.com estrenamos una nueva sección dedicada a la forja de las herraduras. En ella, y a través de tutoriales fotográficos mostraremos los diversos trabajos de forjado que el herrador realiza en su practica diaria. Tradicionalmente, los herradores se forjaban sus propias herraduras e incluso era corriente que combinaran el herrado de vacas, mulos y caballos con la fabricación y reparación de útiles de labranza. De ahí que la figura del herrero haya gozado de gran prestigio a lo largo de la historia. Su oficio, que dominaba los elementos de la naturaleza, fuego, agua y aire, le dotaron de un aura casi mágica. Por otra parte, su figura se hizo imprescindible en las comunidades agrícolas y ganaderas, pues de su arte y su trabajo dependían para poder sembrar los campos y manejar el ganado. No es de extrañar que cuando los primeros colonos americanos exponían sus calamidades al rey de Inglaterra, contasen como la peor de sus desdichas que se le hubiese muerto el herrero ¡!! 

 

Read more

p1000144

Convertir una herradura de pie en herradura de mano

p1000144 

 

   Uno de los ejercicios básicos en el aprendizaje del oficio de herrador es convertir una herradura de mano en una herradura de pie o viceversa.Con este ejercicio, los aprendices cogen soltura con las herramientas, el yunque y la fragua. Por otra parte, los esquemas mentales acerca de las formas de la herradura se memorizan mas fácilmente que si se tiene que hacer la herradura a partir de una pletina de hierro lisa.

     Para el herrador experimentado, este ejercicio se convierte en algo rutinario, del que se sirve para solucionar la carencia de un determinado tipo de herradura. Suele suceder que nos falta una talla o que se nos han acabado las herraduras de dos pestañas. En este caso, es fácil convertir herraduras de pie en herraduras de mano o viceversa.

Read more