Herraduras de mano en los pies,error muy frecuente.

Hace unos dias, en una conversación entre herradores, comentábamos el error continuado de colocar herraduras de mano en los pies. Son muchos los problemas derivados de esta nefasta costumbre y son muchos los problemas que se solucionan volviendo a colocar en los pies herraduras con forma de pie.
Colocamos lo que las grandes multinacionales del herraje nos venden. Las herraduras comerciales para posteriores no son herraduras de pie. El pie del caballo es apuntado, en forma de “pata de cabra” como se conocen en español. Lo que las multinacionales del herraje nos venden es una “herradura de pie de caza”, una modificación típicamente inglesa para caballos que se ejercitaban en la famosa caza del zorro. Es una buena modificación para cierto tipo de caballos, pero no es una herradura para colocar a TODOS los caballos.
Las herraduras comerciales son herraduras universales, con una forma cercana a la mas común de los caballos, pero que han de ser adaptadas a cada uno, pues cada caballo tiene unas particularidades físicas y unas necesidades específicas de herraje. A pesar de lo que pueda parecer o incluso nos quieran hacer ver desde sus intereses económicos, herrar al caballo no es colocar la herradura según sale de la caja, por muy bonita y muy bien acabada que salga de la fábrica. Herrar al caballo es algo muy distinto a clavarle unas herraduras en el casco.

Read moreHerraduras de mano en los pies,error muy frecuente.

Herraduras en G

Renovarse o morir, dice el refrán. Uno debe de estar pendiente de todas las cosas nuevas que se presentan. En este sentido, Internet ha supuesto una verdadera revolución en la adquisición de conocimientos. Hasta la llegada de Internet, los conocimientos se anquilosaban en los libros y la mente del herrador. Tan solo algunos valientes se lanzaron al extranjero para después contar sus experiencias en forma de clinics o publicaciones específicas. Hoy día no hay excusa para no adquirir o reciclar los conocimientos.

Se debe de tener la mente abierta, pero con cuidado.”Si abres la mente demasiado, se te pueden colar pájaros en ella”.El criterio personal, basado en los conocimientos adquiridos y la experiencia son un filtro de primera línea que nos permiten desechar lo que es una pura tontería o incluso que te quieran vender como nuevo algo que ya era viejo antes de que naciéramos. Cuando una idea ha superado este primer filtro, aun ha de superar otras pruebas antes de convertirse en una herramienta mas en nuestro cajón de herrador.

De la mano de los herradores Alan Bayley,Kelvin Lymer y Peter Peers,a través de la bendita Internet nos llega una técnica de modificación de herraduras que sorprende por su sencillez; Las herraduras en G, llamadas asi por su parecido con la letra ge mayúscula. En si, no es un invento nuevo, que bebe de la herradura de barra de Schenider, pero si que su aplicación supone un nuevo hito en el herraje. Al igual que la herradura de corazón ya era conocida de antiguo para proteger la ranilla del adoquinado de las calles, Chris Pollit la relanzó para el tratamiento de la infosura crónica, estos autores han rescatado un antiguo método de herraje como nueva herramienta para otros problemas nuevos.

Read moreHerraduras en G

El biselado en los talones de la herradura

 

Se llama descanso o guarnición a la porción de herradura que sobresale del casco con la misión de acomodar el movimiento de apertura del casco en la pisada y el aumento de diámetro del mismo o el desplazamiento hacia delante de la herradura a resultas del crecimiento. Los antiguos herradores determinaban la anchura del descanso con la comparación de que “tenia que correr un duro de plata o un ratón alrededor del casco.” Este adagio demostró pronto su equivocación con los estudios de la fisiología llevados a cabo por profesores como Bourgelat y Thary sobre las fuerzas y las palancas soportadas por el pie en el movimiento.

Sabemos que el casco se dilata lateralmente cuando el animal carga peso desde la lumbre a los talones de forma proporcional a la cercanía de estos, Es decir, en la lumbre se abre muy poco y en el talón es donde mas se abre. En la práctica este movimiento se limita únicamente desde el punto mas ancho del casco hacia atrás, y si el caballo está herrado, desde el último clavo hacia atrás. Este movimiento varía de un caballo a otro, de un casco a otro y de un día a otro.

Read moreEl biselado en los talones de la herradura

Los tres mandamientos fundamentales del Herraje

Cuentan de Simon Curtis que en cierta ocasión le pidieron ver un caballo, el eterno cojo pero al que nadie le encontraba nada significativo. El caballo traía en sus patas todo el catálogo de plantillas y siliconas habidas y por haber. El señor Curtis descalzó al caballo durante unos días y después le colocó unas simples herraduras ranuradas cóncavas. El caballo se recuperó por completo de sus problemas.

Desconozco si fue Curtis quien acuño la frase; “Es el recorte, estúpido”.Si no fue él, bien pudiera haberlo dicho en aquella ocasión. También podría haber dicho aquello de “Hazlo simple”, el otro evangelio abreviado del herraje. Y es que los grandes maestros dicen mucho con pocas palabras. Ante un problema de cascos, Domitilo decía siempre: “Hiérralo, y a ver que pasa”.”Shoe it” dice también algún maestro inglés del herraje moderno.”Hiérralo pero hazlo lo mas sencillo posible, que el herraje sigue siendo hierro y casco”. (Esto se lo digo yo a mi amigalumno Alberto)

Recibimos hace unos días un caballo de salto que viene herrado con herraduras de aluminio, plantillas y almohadilla Luwex. Un despropósito, teniendo en cuenta que tiene los talones huidizos y la ranilla podrida. Mi respuesta al propietario; “Tan solo necesita unas herraduras de hierro bien puestas”. Casi nada…

Read moreLos tres mandamientos fundamentales del Herraje

Flexibilidad vertical del casco.

Desde hace muchos años se conocen las deformaciones que sufre el casco para adaptarse al peso que recibe en la pisada. Los albéitares antiguos no sabían de resinas acrílicas ni de radiografías, pero eran expertos en Anatomía y en Fisiología. Con palabras quizás distintas a las de hoy día, describieron a la perfección los distintos movimientos del estuche córneo. Cuando un caballo carga peso, se producen deformaciones, cuando libera el peso el casco retorna a su forma natural.

Estos movimientos son;

-La palma desciende hasta que la ranilla toca el suelo.
-Los talones se expanden horizontalmente varios milímetros, especialmente desde el punto mas ancho del casco hacia atrás, siendo prácticamente despreciable el movimiento desde el punto mas ancho hacia las lumbres.
-El rodete coronario se pliega hacia el interior aumentando su curvatura.
-Las lumbres del casco se doblan hacia el interior.
-En las cuartas partes, a la par que todo el casco se desplaza hacia fuera, la corona exagera el movimiento hacia el exterior, en tanto que la muralla se pliega hacia adentro.

Read moreFlexibilidad vertical del casco.

El desafio del Barefoot

 

El movimiento o filosofía Barefoot se ha colado en la actualidad equina anunciándose como algo nuevo y portentoso. Sobre una base ya existente y tan antigua como la domesticación del caballo se ha construido un gigantesco edificio donde se mezclan todo tipo de intereses, algunos de ellos bastante espurios. Que los caballos nacen descalzos no es nada que no se sepa. Que la herradura de hierro clavada es un invento que no tiene mas allá de 1500 años, es sabido de casi todos. Que toda la vida ha habido caballos descalzos trabajando, es mas que evidente.¿Porqué entonces esta explosión en los últimos años?

Este es  un articulo en el que pretendemos mostrar el aspecto técnico del barefoot, es decir, del caballo descalzo sin protección alguna. No se trata de menospreciar a uno por ensalzar otro. Afrontaremos desde el punto de vista herrador-veterinario el mantenimiento del casco descalzo sin todas las demás cosas que el movimiento filosófico lleva aparejado. La pretensión es ofrecer el punto de vista desapasionado y libre de alharacas ajenas al pie del caballo. El casco descalzo y su mantenimiento es una faceta mas del trabajo del herrador, como lo son el mantenimiento y protección con cualesquiera de los otros medios existentes.

También trataremos de la necesidad de una profunda autocrítica por parte de los herradores.¿Que es lo que se ha hecho mal para que haya dado lugar a la aparición de recortadores en exclusiva cuando, tradicionalmente, fue competencia del herrador?

Read moreEl desafio del Barefoot

Herraje a la española.

 

Casi todos los países del mundo tienen un estilo particular de herraje que se adapta a la conformación morfológica de sus caballos, del tipo de terreno en que se mueven y al servicio que realizan. La relevancia de cada tipo de herraje va pareja al desarrollo industrial de país, a su posición geopolítica o a la existencia de una o varias razas de caballos con características propias y diferentes a otras razas equinas.

Así, surgen los grandes estilos de herraje; francés, anglosajón y español. De estos, hay pequeñas variaciones o subestilos de herraje, que o bien son una adaptación de un estilo superior a las características del país o son una combinación de ambos. Por ejemplo, el herraje alemán, no es sino la ordenación militar del estilo francés. El herraje americano no es sino una amalgama de todos los estilos que han llevado los emigrantes del siglo XIX. El estilo italiano es también una recopilación del herraje de las potencias extranjeras que a lo largo de su historia han conquistado el pais. Y el estilo árabe no es mas que lo que pudieron imitar de los colonizadores con las pocas herramientas de que disponían las tribus del desierto.

De los principales estilos, el francés se caracteriza por ser el mas antiguo-fueron los galos los inventores del herraje-y porque los grandes avances en el herraje científico fueron de la mano de albéitares franceses en los años alrededor de 1800. Además, aquella fue la época  en que las tropas francesas recorrieron toda Europa y no es de extrañar que los herradores militares franceses dejasen su huella allí donde tenían guarniciones establecidas.

Read moreHerraje a la española.

Zapato de madera con efecto banana

 

   El zapato de madera es una magnifica herramienta en la caja de los herradores que ha permitido abordar casos complicados de un modo sencillo y mas económico que la mayoría de los métodos preexistentes. Como explicamos en un anterior articulo, sus dos principales virtudes consisten en que se evitan los golpes en el casco enfermo durante su colocación y que se obtiene un grado de breakover o despegue del casco muy superior al de cualquier otra herradura.

 

   Pero, al igual que el resto de las herraduras, el zapato de madera es algo mas que un trozo de tabla que se ha recortado según la forma del casco y se ha fijado con tornillos. Es una herradura mas, y como todas las herraduras, está sujeta a las propiedades geométricas, mecánicas y cosméticas. Esto es lo que diferencia a una herradura de un trozo de hierro doblado y lo que distingue a un zapato de madera y un trozo de tabla atornillado al casco.

 

   Por su propia naturaleza de herradura cerrada, el zapato de madera solamente presenta dos modelos; de barra recta y de huevo, a semejanza de las herraduras del mismo nombre. Zapatos de madera abiertos o de cualquier otro tipo no tienen interés, pues su utilización es preemintemente ortopédica y puntual. Es ortopédico porque solamente se utiliza en problemas y enfermedades del casco y puntual porque se trata de un herraje de transición hasta que las circunstancias permitan colocar un herraje normalizado.

Read moreZapato de madera con efecto banana

Herraduras cerradas; napoleónicas

 

   Las herraduras napoleónicas  son sin duda las grandes desconocidas y las peor aplicadas de todo el elenco de herraduras ortopédicas. Por ello, hemos de dejar sentada una premisa fundamental; UNA HERRADURA NAPOLEONICA NO ES UNA HERRADURA PUESTA AL REVES, por mucho que a veces se la llame herradura invertida. Una herradura napoleónica  es aquella a la que se le ha truncado una sección en la región anterior, respetando siempre la conformación de la misma en la región posterior.

 

   Circula la leyenda de que son llamadas así porque el emperador de Francia, Napoleón Bonaparte mandó colocarlas en sus caballos para despistar al enemigo. Leyenda falsa de todo punto. Las herraduras napoleónicas ya existían antes del siglo dieciocho y su nombre se debe a algún albéitar llamado también Napoleón, nombre bastante común en la época.

 

   Herradura caída en el olvido, fue rescatada hace pocos años para el tratamiento de la infosura, pero la mayoría de los herradores han olvidado su concepto primitivo y llaman herradura napoleónica a cualquier herradura clavada al revés, sin importar el protocolo intrínseco de este tipo de herraje; eliminar una porción de la herradura en las lumbres respetando la zona de los talones.

 

Read moreHerraduras cerradas; napoleónicas

Herraduras cerradas; corazón

 

   Las herraduras de corazón son una variante de la herradura de barra recta, mejoradas con un apéndice que cubre la ranilla en mayor o menor medida. Surgen de la necesidad de proteger las ranillas de los caballos de la excesiva presión que pudieran ejercer contra el suelo adoquinado. En las ciudades con calles empedradas, el adoquín no es completamente plano, sino que es redondeado mas o menos prominente. Los caballos de tiro, con cascos grandes y planos apoyan todo su casco sobre un solo adoquín, a fin de que el resto de la herradura agarre en los bordes del mismo y así obtener la tracción necesaria para no resbalar y poder tirar del carro. Algunos caballos con ranillas prominentes llegan a macerar las mismas debido a la presión excesiva y continua contra el  suelo.

 

   Otros caballos con dolor inespecífico en la región dorsal del pie, lo que hoy conocemos como síndrome navicular, se duelen cuando se comprime la ranilla, pues a su vez comprimen otras estructuras como el tendón flexor profundo y su inserción en la cresta semilunar del hueso tejuelo. La herradura de corazón también se muestra efectiva en estos casos, al evitar la carga de la ranilla contra el suelo duro.

Read moreHerraduras cerradas; corazón

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies