Casco hueco o atronado.

Los hongos y bacterias destructores del casco forman parte del suelo y están en permanente contacto con el casco. Ayudan a ablandar la materia córnea para que se pueda desgastar rápidamente, compensando el crecimiento del mismo en la zona coronaria. Así se establece el equilibrio entre el crecimiento y el desgaste. Cuando este equilibrio se rompe, asistimos a dos circunstancias igualmente dañinas para la salud del caballo. O bien el casco no se desgasta y se producen cascos muy largos que dañan ligamentos y tendones, o bien el casco se destruye, produciendo dolor y aspeado.

 

   Esta ultima situación, cuando hongos y bacterias destruyen rápidamente la muralla del casco se conoce hoy en día con el nombre genérico de "hormiguillo",de tal manera que se denomina a si a cualquier destrucción del tejido situado entre la muralla y el hueso tejuelo. Sin embargo, no son iguales una infección de la línea blanca, que una destrucción del estrato interno de la muralla o el hueco resultante entre tapa y hueso por una infosura crónica. Aunque se traten prácticamente del mismo modo, tienen un origen distinto, unos efectos desiguales y un tratamiento diferente.

 

   Hoy presentamos el caso de una potra pura sangre ingles de carreras que padece en una de sus manos lo que se llama en español casco hueco, casco atronado o simplemente "zapatazo".Los dos primeros nombres, evidentemente, porque el casco afectado está hueco y abombado. El nombre de zapatazo se debe a que se creía originado por golpearse un casco  con el otro, produciendo un hematoma que al resorberse dejaba tras de si una oquedad.

Read more

Talones desgarrados y cáncer de ranilla

   Los aplomados incorrectos pueden inducir un desorden total en el casco, el pie, el movimiento y la propia salud del caballo. El recorte del casco, es decir, la preparación del mismo para devolverle la forma mas correcta y funcional posible es la base del herraje. Si esta base no es correcta, nada será correcto. Lo que no se puede conseguir eliminando casco se consigue modificando la herradura, pero no es posible suplir un aplomado deficiente con modificaciones de la herradura o la aplicación de todo tipo de herraduras especiales, plantillas o siliconas.

 

   En un articulo anterior titulado "Síndrome de los talones desgarrados"

(http://www.farriergabino.com/articulos-y-casos/sindrome-de-talones-desgarrados)

explicamos alguna de las consecuencias de los aplomados deficientes. Una de las enfermedades y desordenes posibles que pueden tener su origen profundo en este síndrome es un canker de ranilla y bulbos. Esto es lo que le ha ocurrido precisamente a esta yegua. Una gestión inadecuada de su conformación ha acarreado un desorden total en sus cascos, culminando en un canker de ranilla y bulbos que ha estado a punto de dejar completamente inservible para todo tipo de trabajo.

 

Read more

Un cuarto rebelde.

   Cuando no se corrigen las causas que originan los cuartos, estos tienen tendencia no solo a cronificarse sino a agravar todo el cuadro de desequilibrio de la extremidad. El caballo busca apoyarse en la forma que mas cómoda le resulta, es decir, en que menos le duele. Esta manera antinatural de apoyarse provoca todo tipo de deformidades en el estuche corneo, que es elástico y se adapta a la dirección y la intensidad de las cargas que soporta.

 

   La mayor parte de los cuartos vienen acompañados de otras patologías o problemas; unos, los que han dado origen al cuarto, otros, provocados por el cuarto, especialmente si este lleva mucho tiempo cronificado. Esta conformación suele ser un auténtico quebradero de cabeza para el herrador, que ve como sus esfuerzos por resolver el cuarto no solamente no son productivos, sino que con el paso del tiempo la situación empeora .

 

   Esto es lo que le ocurre a este caballo. Se ha establecido en su mano izquierda un desequilibrio que amenaza con dar al traste con su vida deportiva. De todo, el cuarto es quizás lo mas llamativo, pero en realidad no es mas que una secuela de su problema original; un defecto de conformación en su dedo, que le hace ser ligeramente izquierdo de una sola mano. De serlo de las dos, el propio caballo compensa la conformación. Cuando se trata de un solo miembro le resulta mucho mas difícil.

 

Read more

Estevado y un cuarto en cada mano.

   Hace unas semanas recibimos en nuestro correo una consulta acerca del caso de un caballo con un cuarto en cada mano. Se trataba de un Pura raza español que venia padeciendo desde hace tiempo este problema sin que hasta el momento se le hallase solución a su problema. Es cierto que en algunas ocasiones se le han cerrado los cuartos en la corona, pero se volvían a abrir a las pocas semanas. Evidentemente, cuando esto sucede es por una cuestión puramente mecánica. El organismo del caballo tiene tendencia a querer curarse de sus problemas y enfermedades por si mismo, y lo hace en cuanto tiene  ocasión. Pero nada puede hacer cuando las circunstancias no solamente no ayudan sino que además actúan en su contra.

 

   De antemano solamente contamos con un par de fotografías de uno de los cuartos y la breve reseña que el propietario adjunta. En la fotografía de portada podemos ver el aspecto que presentaba en su mano izquierda. El otro cuarto no se puede ver porque le han vendado el casco con una venda de fibra de vidrio.

 

   El caballo fue trasladado al centro ecuestre El Estribo en Mojados, Valladolid. Este es un centro con el que colaboramos asiduamente y que ofrece no solamente la posibilidad de realizar el herraje en las mejores condiciones, sino además la posibilidad de que el caballo permanezca durante el tiempo necesario para su recuperación, bajo unos cuidados constantes y apropiados.

 

Read more

Cuarto sangrante y sindrome navicular

 

 

   Hace unos meses iniciamos el tratamiento de un caballo aquejado de cojera crónica, que se había visto agravada con la aparición de un grave cuarto sangrante. Para desesperación de su propietaria el caballo no solamente no mejoraba a pesar de varios herrajes correctivos de la mas diversa índole, sino que no se le ofrecía mas alternativa que el retirar definitivamente a un caballo aun joven y con un grado alto de doma. Como la idea no parecía muy aconsejable, determinó buscar una segunda opinión y de este modo fue como un buen día nos encontramos en el correo de farriergabino.com unas fotos y una carta en la que nos expresaba su negativa a tirar la toalla tan pronto.

 

   Así que allá que nos fuimos a visitar el caballo, en principio con el solo objetivo de realizar una somera valoración de sus problemas, para decidir si el casco era tratable y, en caso de serlo, explicar a la propietaria todos los posibles pasos a seguir, tratamientos posibles y costes de los mismos, tanto en dinero como en esfuerzo personal. La mayoría de los veterinarios con los que suelo trabajar, así como yo, consideramos que el tratamiento rehabilitador por parte del propietario es parte fundamental e indispensable, sin la cual la mayoría de los tratamientos acaban en un sonoro fracaso.

 

   Tal y como podemos ver en la foto de portada, el caballo presentaba un grave cuarto sangrante que le hacia cojear ostensiblemente de la mano derecha. Aunque su mayor dolor proviene de la mano derecha, también era notoria la cojera en la mano izquierda, y sus movimientos correspondían a un caballo que llevaba demasiado tiempo aguantando dolores crónicos.

Read more

Cuarto doble en una mano

 

   Los cuartos en los cascos del caballo son siempre un problema grave, pues implican un colapso de las estructuras de soporte del peso, provocadas casi siempre por un desequilibrio morfológico o adquirido. Un cuarto en una cara del casco hay que calificarlo como de atención especializada, veterinario y herrador, urgente. Las consecuencias pueden ser insospechadas, dando lugar en algunas ocasiones, a determinar la completa invalidez del caballo.

 

   Gracias a las investigaciones de autores como Castelinjs, Pollit, Denoix, etc, se ha definido con bastante precisión la etiología de los cuartos, es decir, cómo y porqué se forma un cuarto en un casco. Producto de estas investigaciones son las técnicas que conocemos y que hemos visto en otros artículos que dan muy buen resultado en el tratamiento de los cuartos, a saber: surco subcoronal, falseo, etc. Y como en todos los órdenes de la vida, nos acostumbramos rápidamente al éxito, olvidando que hasta no hace mucho, un cuarto era un problema muy difícil de tratar y de resultados inciertos.

 

   Presentamos el caso de un caballo con un problema de cuartos. Su problema es especialmente mas grave que el resto de caballos con cuarto porque tiene dos cuartos en la misma mano, la peor circunstancia en que se pueden presentar los cuartos.

 

 

Read more

Directora.Tercer herraje.

 

 

   Varias semanas después volvemos a visitar a Directora. Durante este tiempo la yegua ha experimentado una evolución muy positiva. Ha ganado peso y comodidad.  Se levanta y se acuesta sin dificultad y se pasea en un pequeño paddock, atreviéndose incluso con un tímido trotecillo. Sus cascos han crecido mucho y ha llegado el momento de recortar todo el tejido muerto y aberrante que ha quedado inservible tras la etapa aguda de la infosura.

 

   Este es un momento crucial del herraje. Hay que eliminar todo el casco muerto, pero también hay que fijar un herraje de soporte que le permita desenvolverse con la mayor comodidad posible, y ese herraje hay que fijarlo en algún sitio. Lo ideal seria sujetarlo al casco nuevo, pero hay posibilidad de que aun no se pueda clavar en el nuevo casco y el viejo ya no nos sirva.

 

   En la foto de portada podemos ver el aspecto de una de sus manos. El surco subcoronal ha trabajado bien y el nuevo casco crece paralelo al tejuelo. Se ve como la herradura napoleónica desplaza el punto de despegue o breakover muy atrás. Vamos a examinar uno por uno todos sus pies, para analizar su estado, por dentro y por fuera del estuche córneo.

Read more

Osteitis infecciosa en el hueso tejuelo

 

   Las cojeras recurrentes suelen ser mas proclives a agravarse que a resolverse de modo natural y sin intervención veterinaria. Lo que un día puede parecer algo leve, que se achaca a un mal paso o a un golpe, puede complicarse hasta el extremo de poner en riesgo el futuro del caballo. De ahí la gran importancia de considerar urgencia veterinaria a una cojera, por ligera que parezca, sobre todo si se ha presentado de modo súbito. La salud del caballo agradece enormemente la pronta intervención y es preferible ser tachado de alarmista que descuidado. Como se dice,"Mas vale un por si acaso que cien válgame Dios"

 

   Presentamos el caso de Remache, un bonito caballo español, al que hemos estado tratando en colaboración con  Oscar Jiménez, veterinario especialista de caballos en Tudela, Navarra. El caballo presentaba una cojera recurrente, compatible con un absceso en la pared con descarga de pus en los talones, que fue tratada con antibióticos y antiinflamatorios ante la sospecha de que albergase un queratoma.

 

   La mala suerte quiso que se complicasen las cosas con una infosura en sus manos. Una vez superada y controlada la fase aguda de la infosura y ante el gran dolor que mostraba el caballo en su mano derecha, se determinó de explorar quirúrgicamente el trayecto del absceso por parecer que la mayor fuente de dolor y de invalidez era el posible queratoma.

Read more

Infosura,retracción y subluxación

 

   Este oficio nuestro de herrador aficionado a caballos con problemas no cesa de sorprendernos con nuevos retos. Si parece que un caso es grave y complicado, no es sino el penúltimo, pues probablemente la semana o el mes que viene nos encontraremos con algo aun mas raro o mas difícil .Es cierto que aunque somos conscientes de nuestros propios limites y de los limites de la ciencia herreril y veterinaria, no por ello olvidamos una sentencia que un día escuché; "Era imposible, pero como no lo sabían ,lo hicieron".

 

   Los veterinarios y los herradores somos, tenemos que ser, un tanto asépticos en el tratamiento de los caballos. No podemos permitirnos el involucrarse emocionalmente en los casos que tratamos, pues estas emociones pueden llevarnos a equivocaciones graves para el caballo y para el cliente. Quizás por eso no recomiendan que los médicos traten a sus familiares. Cuando nos encontramos con un casco como el de hoy, nuestro primer impulso es decir "Sacrifícalo, no hay esperanza",pero cuando ves en el dueño el firme propósito de hacer algo por intentarlo, cuando ves tanta fe en el resultado, no puedes dejar de sentirte alentado a intentarlo, aunque veas muy incierto el resultado.

 

   Así nos hemos sentido con el caballo de hoy. Se trata de un caballo de rescate, es decir, su dueña lo ha salvado e intenta hacer algo por curarle o por facilitarle la vida,¿Pero, que se puede hacer por un caso como este?.Ante todo, ser muy, muy realista. Y aun convertirse en una especie de abogado del diablo que contrarreste la euforia inicial de los propietarios. Es lo que me gusta llamar "Lealtad para con el cliente y para con su caballo"

Read more

Topino y subluxación articular

 

 

  Hace varios días atendimos una consulta acerca de un potro cuarto de milla, de 4 años de edad, para valorar la posibilidad de herrarle, debido a que los cascos se le estaban volviendo topinos y parecía quejarse durante el trabajo. Aprovechando una visita a otro caballo en el mismo centro, revisamos al caballo, descubriendo que sus defensas no eran sino la punta de iceberg de un serio cuadro patológico.

 

   De hecho, la primera recomendación fue la de consultar a su veterinario habitual. No era este un simple trabajo de herraje. Para emprender alguna acción de provecho con el potro se hacia necesaria una colaboración estrecha entre su veterinario, el cuidador y el herrador. Cualquier acción por parte de uno  sin contar con los demás, está irremisiblemente abocada al fracaso. Porque el potro no tiene un problema en sus cascos, tiene un problema, y grave, en todo su conjunto. Por tanto, hay que tratarle en conjunto.

 

   En la foto de portada ya podemos ver que las cosas no están yendo bien en esos pies. A pesar de que la foto es bidimensional y no reproduce todas las deformaciones, ya se adivinan una serie de problemas que ponen en grave peligro el futuro del potro.

 

Read more