Clinic para herradores noveles

 

 

 

      En FarrierGabino hemos lanzado un clinic o cursillo destinado a los herradores noveles o con poca experiencia en la profesión. Desafortunadamente,los cursos de aprendizaje de herrador impartidos en distintas escuelas de formación, desarrollan un temario muy apretado, tratando de concentrar muchos conocimientos y mucha practica en muy poco tiempo. Nuestros clinics suponen una fuente de conocimiento inestimable para desarrollar algunos aspectos que se han quedado descuidados en la formación. 

   No pretendemos realizar cursos de demostración de herraje o de forja. Personalmente opinamos que la mayoría de estas demostraciones no suponen un avance sustancial en la formación continua del herrador novel. Una demostración de herraje o de forja, en la practica tan solo sirve para recalcar las enormes diferencias que hay entre el ponente y el asistente a las demostraciones,.A este ultimo le queda la sensación de que ha visto algo muy bueno, pero se vuelve a su casa sin haber aprendido gran cosa. 

   Pretendemos enseñar al alumno cosas que no se les enseñan en otros clinics. Lejos del rigor académico de otros cursillos en los que se tratan temas de “herrería avanzada”,en nuestros clinics buscamos el conocimiento básico, pero efectivo y necesario para el trabajo del día a día. Generalmente, el herrador que hace poco tiempo que ejerce la profesión no es requerido para tratar cuartos complicados o infosuras graves, sino que su clientela se reduce a caballos de tanda o caballos de clientes que buscan un trabajo sin excesivas complicaciones (y barato).El nuevo herrador se mueve en un campo de batalla en el que le son necesarias algunas enseñanzas que no se dan en las escuelas, salvo la de la Vida. 

   Con estas premisas hemos desarrollado un temario interesante para el herrador novel, desarrollar en una sola jornada, a fin de no apabullar con demasiado información y a la vez que esta sea eminentemente practica y aprovechable para el alumno. No tratamos de Anatomía ni de herrajes especiales para infosuras, sino de cosas aparentemente pequeñas pero en la práctica muy grandes. A este fin hemos incluido una parte teórica titulada ética y profesionalismo. Otra parte muy practica sobre diversas modificaciones de las herraduras para su aplicación correctiva y  terapéutica y una tercera dedicada a ilustrar a los alumnos sobre un novedoso método de herraje, el herraje de banana. 

   Ética y profesionalismo 

   Tradicionalmente, el aprendiz de herrador trabajaba a ordenes del Maestro, el cual, además de enseñarle las técnicas y trucos del oficio, se encargaba de enseñarle a ser un profesional hecho y derecho. Esto no tiene cabida en las modernas escuelas de herraje. Los alumnos egresados de las escuelas de herraje echan en falta las enseñanzas de un maestro a lo largo de los años.”Como decía mi maestro..”, ” Ya lo decía mi padre…” son frases que ya tan solo un pequeño grupo de herradores talluditos pueden decir todavía. 

   En esta primera clase se imparten y comentan todos esos consejos que nuestro maestro no pudo darnos sobre las relaciones del herrador con los clientes, con los demás herradores y con los veterinarios. Consejos y premisas nacidos de la experiencia de unos y de otros herradores que durante toda su vida fueron cosechando frases y conductas a seguir, y que el nuevo herrador debiera de observar como un segundo Evangelio.

    Modificación de herraduras comerciales para herraje terapéutico

   El herrador novel no se siente capacitado, generalmente, para modificar mediante la forja las herraduras comerciales en busca de aplicaciones para el herraje terapéutico en el trabajo del día a día. De una parte, las demostraciones de herraje y forja que ha visto o que puede ver en videos, se corresponden a maestros forjadores campeones que realizan obras de arte que ellos no se sienten capaces de realizar..ni siquiera de empezar a intentarlo. 

   De otra parte, en las demostraciones de herraje y forja no se explican esos pequeños detalles que siendo fundamentales, parece que se da por sentado que se nace sabiéndolos y esto no es así. He visto demasiadas veces a herradores noveles que no son capaces de sacar una pestaña decente, porque nadie ha sabido enseñarles, y sobre todo, no han sido capaces de inculcarles la técnica y el animo necesarios para intentarlo. 

   En esta segunda parte del clinic, realizaremos diversas modificaciones en herraduras mecánicas  de una manera sencilla, práctica y eficaz, de manera que el alumno se sienta motivado a utilizarlas en el herraje diario, sin importar la calidad ni el valor del caballo. De esta manera, la practica diaria da origen a la confianza en uno mismo y seguridad en las cosas que hace,.Esta seguridad y confianza abren nuevas puertas al conocimiento de una manera gradual. Como decía mi maestro el señor Domitilo..”Primero aprende a hacer pestañas y después ya vendrán las herraduras de corazón”. 

   El herraje de banana

    Completamos el clinic con la demostración teórica y practica del herraje de banana. Es muy común que en los clinics de herradores se traten diversos tipos de herrajes terapéuticos y ortopédicos, Algunos de ellos muy complicados, y sobre todo, que resultan caros para el propietario, debido al elevado costo del los productos empleados. Por otra parte, el herrador novel no suele tener la suficiente habilidad manual para realizar estos herrajes complicados y costosos, y el propietario que busca los servicios del herrador novel no es el mas inclinado a gastarse mucho dinero en un herraje especialmente caro. 

   El herraje de banana se ha revelado como un método de herraje tremendamente efectivo en el tratamiento de la inmensa mayoría de los problemas del pie. Como es sabido, muchos de estos problemas tienen como base o como denominador común un desalineamiento de las falanges. En tanto no se recupere el eje casco cuartilla, las posibilidades de recuperación se ven imposibilitadas, o a lo sumo dificultadas por este mal alineamiento.

    El herraje de banana permite un realineamiento efectivo e instantáneo del eje casco cuartilla, de una manera sencilla, fácil de realizar por los herradores noveles y con un coste mínimo. En su variante mas sencilla, tan solo se necesita una taloneta de plástico, lo que permite su utilización en caballos de tanda y caballos ” de bajo presupuesto”. 

   Infraestructura necesaria. 

   Para organizar un clinic para herradores noveles se necesitan básicamente la misma infraestructura que para las conferencias. Un lugar relativamente privado donde se pueda reunir un grupo de gente alrededor de un proyector (si lo hubiere) o de un aparato de televisión. Para las practicas se necesita un lugar donde se pueda estar con cierta comodidad alrededor del furgón taller y uno o mas caballos extremadamente dóciles a los que se les pueda herrar con un herraje de banana.

    Si estas interesado en organizar un Clinic para herradores noveles ponte en contacto con nosotros a través de nuestro correo. Haz click en Contactar.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies