Corneoma o tumor corneo.

cor11

Un corneoma es un tumor corneo que se sitúa entre el hueso tejuelo y la tapa o la palma del casco del caballo. Tambien son conocidos como querafiloceles o queratocorneomas. Todos estos cuadros clínicos tienen como base que una porción de casco crece de forma anormal o proliferante. Este tejido corneo comprime al tejido vivo que esta por debajo y es causa de dolor y de cojera.

Existen diversas formas de crecimiento anómalo del tejido corneo del casco.  Las formas mas benignas y comunes son los típicos ceños o engrosamientos de la tapa y los juanetes córneos, que son engrosamientos de la palma.Estos ceños y engrosamientos palmares tienen su origen en irritaciones locales y temporales del tejido formador de la materia cornea.

Los corneomas suelen tener dos formas distintas,corneomas en forma de columna o de zanahoria y corneomas esfericos.Son mas comunes de lo que pueda parecer,aunque suelen pasar desapercibidos en tanto que no produzcan cojera o confundirse con otras patologías como secuelas de laminitas o infecciones cronicas de lumbres.En caso de no mostrar cojera o molestia,es mejor no tocarles,pero en caso de molestar al animal,se deben de extirpar,lo que se convierte en una operación quirúrgica en que la colaboración entre veterinario y herrador se hace imprescindible.

Un corneoma cilíndrico consiste en una columna de tejido corneo tumoral que se extiende entre el hueso tejuelo y la tapa,parecido a una zanahoria y que esta rodeado de tejido necrótico y en ocasiones puede servir de puerta de entrada a infecciones y estar rodeado de pus.A menudo,este pus revienta por la corona y drena.Cuando un caballo sufre de reventones de pus en el mismo sitio de la corona,se debe de sospechar en un corneoma.

Foto 1

 cor1

En esta fotografia,correspondiente a un caballo de quince años de edad, dedicado a la disciplina de Salto, podemos observar en las lumbres un par de círculos concéntricos negruzcos. Este caballo tiene diagnosticado desde hace años un corneoma cilíndrico en lumbres.El caballo no cojea en absoluto,aunque de cuando en cuando se le infecta y le produce cojera.El casco,esta ligeramente deformado en las lumbres.Debido a la edad del caballo y a su situación particular,no se contempla la posibilidad de operarle el corneoma.Se le hierra normalmente,poniendo cuidado en dejarle un pequeño canal de drenaje entre la herradura y el corneoma.

Foto 2

 cor2

En el siguiente caso, nos encontramos ante un casco altamente sospechoso de padecer un corneoma en las lumbres.A primera vista aparece una franja vertical de casco ligeramente hundida y se observan dos puntos por los que ha reventado un absceso de pus.Uno es reciente,esta en la misma corona y el otro se encuentra hacia la mitad del casco.

Foto 3

cor3 

En esta foto podemos apreciar un detalle de los dos puntos por donde brotó el pus.

 cor4

 cor5

Una vez herrado, el casco presenta este aspecto.Se aprecia perfectamente la franja vertical que cubre el corneoma.Visto por su cara palmar se aprecia el punto por donde aflora el tumor.

 cor6

He aquí un detalle de la misma zona. Yo no he tenido aun la fortuna de asistir a la extirpación de un corneoma. Para ilustrar el articulo,utilizaremos las fotografias y el caso descrito por Chris Pollit en su libro El pie del caballo.

cor7 

Este caballo se presentó con una fuerte cojera y parecia que se habia pinchado con algun objeto punzante. La flecha señala el punto por donde supuraba la palma y estaba lesionada.

 cor8

Visto lateralmente,el casco no presentaba mayores particularidades.En la corona,y siguiendo la direccion de las laminas corneas,aparecia una zona de descarga de pus, que podria corresponder a una infeccion comun, aunque después se vio que se trataba de un corneoma cilindrico.

 cor9

 


Con una legra,se fue profundizando en lo que parecia ser un pinchazo o una infeccion comun, pero enseguida se vio que la estructura era tubular y tumoral.Un corneoma en forma de zanahoria estaba instalado entre la tapa y el hueso tejuelo.A los lados del corneoma habia una gran cantidad de tejido necrotico y pus.En el detalle se puede ver la estructura cilindrica del tumor corneo.

 cor10

Para extirpar el corneoma, se hicieron dos cortes paralelos al mismo y se fue separando poco a poco de la superficie del hueso.Cuando se llegó a la corona,se tuvo buen cuidado de separar muy cuidadosamente de las papilas coronarias,encargadas de generar el nuevo casco.La flecha señala el corneoma unido a la parte de la tapa que se esta arrancando.

 cor11

En esta  fotografia podemos ver el tumor extirpado. La flecha roja señala el tumor. La flecha negra señala el punto por donde  drenaba el pus cada vez que se infectaba el tumor.

 cor12

 

Gabino Fernandez Baquero