Cuarto crónico,Control mediante herraje.

Un cuarto es una solución de continuidad en la tapa del casco. Los cuartos, cuando son crónicos, pueden acompañar al caballo durante toda su vida sin que aparentemente sufran muchas molestias,siempre que se mantengan controlados,para evitar que se abran.

 

 cua1

 

Este es el aspecto del casco de una yegua cruzada,que se lesionó el rodete coronario con un alambre de púas.En el rodete se formó una cicatriz que no puede generar tejido córneo,con lo que el casco nace con un defecto muy grave.A pesar de ello,la yegua no parece estar muy molesta y no presenta infección  y cojera,aunque los ceños pronuciados en la tapa del casco,indican que las cosas no están del todo bien en su interior.

A la yegua se la hierra con una herradura de dos pestañas laterales para contener las dos mitades del casco.Esto,unido a un buen rolling parece ser suficente por el momento.En caso de que se abra el cuarto y el animal presente dolor,infeccion y cojera,se valoraria un cirugia para tratar de eliminar la infección y  estabilizar el casco.A pesar de todos los esfuerzos que se hagan,este casco nunca podra volver a ser normal,pues el rodete coronario,donde se forma la tapa,esta dañado irremediablemente.

 cua2

 

En el siguiente caso podemos ver como los cascos de este caballo en libertad han desarrollado un cuarto en su cara medial.Esta especie de garra,provocaba gran dolor y cojera en el caballo.

 cua3

 

Debido a las condiciones de vida del animal,se optó unicamente por resecar la garra o cuarto desgarrado,sin herrar.El casco de este caballo,muy grande y blando,apenas hubiese podido soportar el peso de una herradura.

 cua4

 

Gabino Fernández Baquero