Cuarto por contracción del casco

 dani

 

   Tradicionalmente se viene definiendo a los cuartos como “un solución de continuidad en la pared del casco”.Esto no quiere decir mas que el casco está roto. El casco del caballo, sujeto a tensiones y cargas producidas por el peso del animal, se deforma y recupera su forma original en cada pisada. Este movimiento se reparte por igual en todo el contorno del casco, cuando este es funcional e íntegro. Sin embargo, cuando existe un defecto en la pared del casco, la debilidad que este representa se convierte en punto de inflexión del movimiento. Es como si inflásemos un globo. Si está totalmente libre, la goma se expande por igual. Si se apoya en un punto cualquiera, hará una inflexión sobre este punto y es seguro que por ahí se romperá.

 

   Esto es lo que le ha ocurrido a este ejemplar PRE. Durante años, un mal aplomado continuado y la nefasta costumbre de colocar clavos por detrás del punto mas ancho del casco, han determinado una inflexión en el casco y un punto de rotura, en donde se le ha producido este doloroso cuarto.

 

 2

 

   La costumbre de herrar a los caballos con casco de forma de mula con herraduras de mula no puede sino ser desastrosa para la integridad del casco y la salud del caballo. El casco de mula, es normal y funcional en las mulas y los burros, pero es totalmente patológico en el caballo. Por otra parte, al adaptar una herradura comercial al casco con forma de mula, las últimas claveras coinciden muy por detrás del punto mas ancho del casco. Esta acción, encarcela al casco y le impide realizar el movimiento fisiológico de apertura y cierre de los talones. Resultado; el casco se atrofia y encastilla de las mas diversas formas.

 

   En este caso, la cuarta parte del casco se ha atrofiado, encastillándose y remetiéndose hacia el interior, a la vez que define un vacío en la pared del casco. En las fotos, no se aprecia muy bien, pero el cuarto se halla en una zona que está casi un centímetro mas profunda que el resto del casco. Sin duda, este es el punto mas débil del casco, y como no podía ser de otra manera, es por ese punto por donde el casco se rompe.

 

   En la fotografía, vemos al casco ya aplomado y herrado, listo para desbridar el cuarto. Debido a la forma alargada y de mula del casco, le hemos colocado una herradura de huevo. Todo el casco correspondiente a la mitad lateral ha sido falseado y el peso transferido a la ranilla mediante  una placa semirrigida y material de impresión dental.

 

 edc

 

   Lo que por fuera es una delgada línea, en realidad es una profunda grieta que afecta a toda la tapa. El casco siempre se rompe desde dentro hacia fuera, es decir, cuando vemos el daño en la superficie del casco, en realidad hace mucho tiempo que se están produciendo los desordenes. En este caso, fue una gota de sangre en el rodete lo que alarmó a los propietarios, pero el caballo llevaba bastante tiempo acarreando un problema grave.

 

 bbbmm

   Hemos desbridado los bordes del cuarto para impedir que pellizquen el tejido vivo subyacente. Al eliminar el casco en la zona del rodete, hemos lastimado alguna papila, por lo que se produce una ligera hemorragia. Debido a que la mayor parte de la tapa permanece íntegra, no la hemos inmovilizado con una venda de resina.

 

   El caballo permanecerá en reposo una semana, con el tratamiento veterinario de antiinflamatorios y se le curará la zona con povidona yodada. Una vez seca la herida, pasará a un pequeño paddock. En el plazo de seis a ocho semanas pasaremos a visitarle de nuevo y si el casco nace unido, reconstruiremos toda la zona con alguna resina acrílica, a fin de que recupere su actividad normal.