El cuarto de Mosquito y su evolución

 xsdl

 

 

 

 

  Mosquito, el caballo al que habíamos resecado un grave cuarto en una mano, prosigue su recuperación de una forma totalmente satisfactoria. El casco crece unido y con una apariencia totalmente normalizada. En pocos meses, el cuarto y la cojera ,serán tan solo un mal recuerdo en su vida.

 

  El correcto aplomado y el buen herraje, han contribuido, no solamente a reparar el cuarto, sino que los talones del casco, antes huidizos y remetidos, crezcan en una dirección mas funcional. Tal y como explicamos en el articulo, el talón resecado, libre de cargas anormales, crece rápidamente y ha recuperado su angulación normal.

 

  Por otra parte, la adicción de un suplemento alimenticio a su dieta, rico en metionina, lisina y azufre  han mejorado ostensiblemente la calidad del tejido córneo de sus cascos. Nunca es tarde para mejorar los cascos de un caballo, por muchos años que tenga el mismo.