Herraje con base de nylon.

 iris10

 

   Presentamos hoy  una herradura de basculamiento multidireccional (rock and roll) construida sobre una base de nylon clavada al casco. Aunque en este caso hubiese sido mas fácil y rápido colocar directamente una herradura comercial rock and roll, nos sirve de ejemplo de cómo conseguir el mismo resultado con un coste mucho menor. Los costes de la herradura de hierro y la placa de nylon apenas superan los 2 euros. Una herradura Rock and roll comercial, ronda los 15-20 euros.

 

   Se trata de una yegua cruzada de español que tiene diagnosticados los siguientes cuadros en su mano derecha:

 

   -Rotación del hueso tejuelo en un ángulo de 3º.

 

   -Núcleo secundario de osificación en el cartílago alar del hueso tejuelo en su lado lateral.

 

   Debido a estos problemas, la yegua solía cojear en terreno duro. Una herradura rock and roll complementada por una almohadilla plantar de silicona, le permiten trabajar con comodidad y sin molestias. Con nuestro método, intentaremos proporcionarle igual comodidad pero a un coste notablemente menor.

 

 iris1

 

   Tras un minucioso aplomado, trasladamos a la placa el contorno del casco y lo cortamos con la sierra de calar. A continuación, marcamos las claveras, que taladramos con la broca de 4,5 mm con que hacemos los agujeros de las widias. Por la parte inferior de la placa, se avellanan los agujeros con la broca de 8 mm con que hacemos los agujeros de los ramplones.

 

   A su vez, forjamos una herradura de hierro del tamaño y forma que corresponder a la talla empleada para una herradura rock and roll comercial. En este caso, como se trata de un casco pequeño de talla 3×0, elegimos una herradura de hierro sin pestaña talla 6×0 a la que damos la forma oportuna. Taladramos unos agujeros con la broca de 8mm hasta la mitad, completando el agujero con la broca de 4,5 mm. Así el tornillo queda enterrado en la herradura y no se estropea la cabeza.

 

   Colocamos la herradura encima de la placa, en el lugar preciso y marcamos los agujeros de los tornillos con la broca de 2,5 mm que empleamos para los remaches de cobre que sujetan las plantillas a la herradura.

 

   Finalmente, hacemos un agujero de 8 mm en el centro de la placa por donde introduciremos la silicona al final del herrado.

 

 iris2

 

   Clavamos la herradura al casco con clavos de cabeza plana o de tachuela, conocidos comercialmente como PG .La cabeza queda embutida en el avellanado que hemos hecho con la broca de 8 mm y no sobresale en absoluto.

 iris3

 

  

   Aspecto de la placa base de nylon una vez clavada. Como hemos cortado por fuera de la línea marcada con el rotulador, nos queda un poco amplia en todo su contorno.

 iris4

 

  

   Con la escofina perfilamos el borde de la placa al casco. Podemos hacerlo, según la necesidad, en forma vertical, para dejar el mismo tamaño del casco, o bien biselando hacia fuera, para aumentar la superficie. Si necesitamos proporcionar rolling, biselamos hacia adentro.

iris5 

 

   Si en algún sitio nos queda demasiada placa,  se puede cortar con la tenaza de corte. El nylon, a pesar de su dureza, responde bien a la tenaza de corte y a la escofina. Siempre es preferible cortar las placas abundantes y eliminar el sobrante después de clavada. Así podremos ajustar mucho mejor el diseño de la herradura respecto a las necesidades del herraje.

iris6 

 

   Una vez puestas, las placas parecen dos herraduras de plástico que se ajustan perfectamente al perímetro del casco. Tan solo un ligero descanso por detrás del punto mas ancho del casco, para permitir el apoyo en las siguientes seis o siete semanas.

iris7 

 

   Vistas por detrás, las placas clavadas tienen la apariencia y la superficie que presenta una herradura de barra recta.

iris8 

 

   Colocamos la herradura de hierro en su sitio y con el atornillador eléctrico la fijamos fuertemente con tirafondos de 4.5 mm de grosor. Si no disponemos de tirafondos de longitud adecuada al grosor de la placa base y la herradura de hierro, se puede colocar la herradura antes de clavar con tornillos mas largos. Se le elimina con la lijadora todo lo que sobresale del tornillo y se sacan para clavarla. A continuación se pueden volver a colocar sin riesgo de herir a la palma.

iris8b 

 

   Aspecto de la mano izquierda una vez colocada la herradura. En esta mano, la yegua tan solo padece una ligera rotación del hueso tejuelo, por lo que la herradura de hierro va centrada sobre la placa, es decir, centrada sobre el hueso tejuelo.

 

iris9 

   Sin embargo, en la mano derecha tenemos añadido un problema con el cartílago lateral. Se hace necesario desviar la herradura hacia el lado medial, a fin de que este lado cargue mas peso y mas vibraciones para que el lado lateral enfermo pueda aliviarse. De ahí que desplacemos la herradura casi hasta el borde medial, dejando libre el borde lateral de la placa base.

  

Con este método podemos llevar la herradura de hierro hasta el propio borde de la placa de nylon. De utilizar una herradura rock and roll comercial, no podríamos, pues estamos obligados a dejar un borde de un centímetro como mínimo para poder hacer las claveras. Y como todos sabemos, un centímetro en un casco es muchísima distancia.

 

 iris11

 

   Imagen final del herraje, antes de encofrar con el film plástico y colocar la silicona. Como podemos ver en la foto, el punto de breakover esta tan retrasado como en la herradura rock and roll comercial. Aun podemos retrasarlo mucho mas colocando una herradura de hierro de una talla menor.

 

   Tal y como hemos dicho al principio, con este casco pretendemos valorar el aguante de la herradura fijada con tirafondos a una placa base de nylon. Sabemos que en herrajes ortopédicos en los que el animal ha de estar en reposo o con movimientos restringidos, los tornillos aguantan perfectamente, pero queremos comprobar hasta que punto son capaces de soportar el esfuerzo del trabajo diario. A dia de hoy, cuando escribimos este articulo quince dias después del herraje, la herradura sigue perfectamente colocada, a pesar de que la yegua ya acumula mas de 20 horas de trabajo por terrenos bastante duros.

 irisnylon

   Nueve semanas después el herraje se mantiene en buen estado en todos sus conceptos. La placa de nylon permanece firme en el casco y los tirafondos de carpintero siguen sujetando la herradura de hierro con la firmeza del primer día.    La yegua ha modelado su propio rolling en las lumbres, desgastando la herradura, la placa de nylon y el propio casco. También en derredor se ha modelado el nylon. Por lo demás, el material ha resistido perfectamente mas de dos meses de trabajo moderado en una pista de entrenamiento. Mecánicamente, el herraje ha cumplido su función , proporcionando a la yegua una excelente salida en todas direcciones, a un coste mucho mas bajo del habitual.