Herraje correctivo en un casco ancho.

 

FarrierGabino también en Facebook

 p1040373 

 

 

 

   Muchos potros en edad de crecimiento presentan una conformación de cascos que se sale de la normalidad y que tradicionalmente se les conoce por "casco ancho".Básicamente consiste en que su anchura es mayor que su longitud, lo que determina una mecánica especial del movimiento en estos animales. Suele ser una conformación pasajera que se da en ciertas etapas del crecimiento, ajustándose después a unas formas mas normalizadas. Aun así, algunos caballos conservan durante toda su vida esta forma de cascos.

 

   No es una conformación patológica. No debemos de confundir esta forma de los pies de algunos caballos con el defecto de topino o con el desparramamiento del casco en las cuartas partes que también se ve en algunos potros. Es cierto que comparte ciertas analogías con estos defectos, y que si no se vigilan y cuidan, algunos casos pueden degenerar en el defecto patológico de topino, pero en general no dan problemas y no son un handicap remarcable en un examen precompra.    Hoy vamos a herrar a uno de estos potros que ha llegado a la edad de cuatro años manteniendo un casco ancho. En la fotografía podemos ver las dos herraduras que colocaremos en las manos, con las modificaciones pertinentes.

 

p1040369 

 

   Hemos blanqueado el casco y se puede ver perfectamente la diferencia con un casco mas normal. En tanto que la forma ideal del casco de mano es prácticamente circular, en este caso la anchura es bastante mayor que la longitud desde el talón a las lumbres.

 p1040371

 

   Vista lateral. A simple vista parece un casco normal, incluso bonito. A diferencia del casco topino, la lumbre conserva la misma inclinación que la cuartilla. La lumbre del casco es recta, sin el abombamiento característico del club foot o retracción de tendones. Es un casco sano y normal, no es un casco con patología

ancho1 

 

   La línea blanca es uniforme, sin dilataciones propias de los desparramamientos de muralla. La ranilla es sana y prominente, totalmente funcional.    Sin embargo, las presiones no están correctamente repartidas en este casco. La región de las lumbres está sobrecargada debido a la menor superficie que presenta con respecto al peso que debe de soportar. Esto es debido a la menor longitud del casco por delante de la punta de la ranilla. Si se deja el casco a su libre arbitrio, la presión en las lumbres irá determinando una mayor anchura del casco y una menor longitud. Al final, las presiones en la punta del hueso tejuelo acarrearán una degeneración de la punta del hueso.

 

p1040372 

 

   El caballo estaba herrado de una manera conservadora, con una herradura pequeña y estrecha, buscando a toda costa el evitar que se la arrancase. La mayor anchura que longitud de la herradura, perpetúa el movimiento del pie alrededor de la punta del casco, agravando el desequilibrio. 

   Al lado, las nuevas herraduras. Se puede ver como hemos forjado un fuerte "rocker" en la lumbre de las mismas. El rocker es una modificación de las herraduras consistente en elevar la lumbre de la misma, redondeando la herradura por delante. Se diferencia del rolling en que éste, no altera la cara superior de la herradura, limitándose solamente a matar el canto de la cara inferior, la que contacta con el suelo. Sin embargo, el rocker levanta toda la punta de la herradura.El motivo de practicar el rocker en la herradura es el siguiente. Si colocamos la herradura de la talla que por su anchura, requiere el casco, en las lumbres sobraría herradura. Este sobrante seria interesante en caso de ser un caballo topino o con retracción de tendones, pues evita en parte la tendencia a levantar la lumbre y bascular el casco hacia adelante. Pero en este caso, si dejamos el hierro sobrante, hará palanca sobre la lumbre del casco, lo que redundará en una mayor atrofia de la muralla y de la región delantera del casco.  

  Al levantar el hierro sobrante, como si fuese una gran pestaña. estamos aumentando la superficie de apoyo de la tapa en el hierro, lo que se traduce en un descanso para la misma. A su vez, facilitamos el breakover del pie y equilibramos la herradura, como veremos en la siguiente foto.

 

 p1040378

 

   Podemos comparar las herraduras en el antes y el después. Las herraduras se diferencian de un hierro doblado con agujeros en que poseen unas características cosméticas, mecánicas y geométricas. La herradura vieja se ha deformado hasta hacerla coincidir con la forma del estuche corneo, pero aumentando la diferencia con la forma del hueso tejuelo, verdadero soporte del pie.

 

ancho1a 

 

   A efectos mecánicos, la herradura se mide desde el punto del breakover, es decir, desde el punto desde donde gira. Al elevar la lumbre de la herradura forjando el rocker, acortamos la distancia entre el centro de presión del pie y el punto de giro, lo que facilita el movimiento del pie al despegar del suelo.    En la fotografía podemos ver como la distancia desde el centro de presión del casco hasta los talones es mayor que hasta la lumbre. Si no forjamos el rocker en las lumbres, la distancia seria igual o mayor. Esto seria nocivo para el tendón flexor, que tendrá que realizar mucho mayor esfuerzo para levantar el casco.

 

p1040374 

 

   Vista lateral del pie. A simple vista no parece haber nada especial, pero el rocker practicado en las lumbres, además de mejorar el movimiento del despegue, aumenta la superficie de contacto de la muralla con la herradura, lo que se traduce en un menor estrés de la región delantera del casco. 

   Este es uno de esos casos en que queda demostrado como el herraje en caliente  o a fuego es de una calidad muy superior al herraje en frio. Y no me refiero al hecho de colocar o no la herradura caliente sobre el casco. La indudable ventaja del herraje en caliente es que se pueden practicar a las herraduras pequeñas o grandes modificaciones, que son interesantísimas para la prevención y el tratamiento o corrección de diversos problemas o malformaciones del pie del caballo. Como es evidente, un rocker como el que hemos descrito en este caso es prácticamente imposible de conseguir golpeando la herradura en frío.