Infosura con rotación capsular del casco

walter1 

  

Hoy presentamos a Stello, un bonito caballo lusitano que se dedicaba al rejoneo en España y Portugal. Hace mas de seis meses que se ha infosado ,y a pesar de todos los tratamientos por parte de veterinarios y herradores, no consigue superar la infosura. El pobre animal sufre un verdadero calvario cada vez que tiene que moverse del box a un pequeño paddock, en donde pasa la mayor parte del tiempo.

 

   Hace pocos días que el caballo fue remitido a la clínica. en la que en colaboración con el veterinario Joaquín Agüeros retomaremos el tratamiento de su infosura. El caballo presenta cojera en grado 3 en la escala de Obel, es decir, se mueve con cierta dificultad y en los movimientos en círculo se exacerba el sufrimiento. En la blanda cama del box o en el paddock, se muestra mas cómodo, en tanto que el terreno duro le hace moverse con dificultad.

 

   En la fotografía de portada podemos ver el aspecto frontal de sus manos. Destaca en primer lugar una mayor elevación del casco en la zona exterior. También se aprecia una fuerte resección de la muralla de las lumbres. Estos signos son compatibles con una infosura crónica con rotación.

 walter2

 

 

   En la presentación lateral, ya se aprecian los signos inequívocos de la infosura. El talón se eleva y el casco adquiere la típica forma de babucha. El fuerte escofinado al que han sometido a las lumbres ha eliminado toda la tapa, dejando ver la cuña de tejido cicatricial que se ha formado entre el hueso tejuelo y la muralla.

walter3 

   El herraje consistía en una herradura clavada al revés, que solamente estaba sostenida por dos únicos clavos. Una plantilla Luwex de rejilla sujetaba una almohadilla plantar de silicona de cerrajero. El caballo mostraba mucha sensibilidad y dolor cuando se apretaba esta almohadilla con la tenaza de testear.

 

 walter4

   Desherramos y limpiamos la palma con el cepillo de alambre. Se aprecia por delante de la punta de la ranilla una zona de palma rota, invadida por hongos que le confieren un color negruzco. La primera impresión es que la palma esta rota y el tejuelo prolapsa al exterior. Sin embargo el caballo no presenta la sensibilidad esperada en esa zona, sino que se duele un poquito mas atrás, justo en la punta de la ranilla. Se hace imprescindible la ayuda de radiografías para obtener la información necesaria

 walter8

   Que nos dice la radiografía? Las falanges están alineadas entre si, pero divergentes con la línea de las lumbres del casco. Esto quiere decir que la rotación es capsular, es decir, del estuche corneo y no que el hueso tejuelo se haya girado traccionado por el tendón flexor profundo. Por tanto, el diagnostico es “Infosura crónica con rotación capsular”

 

   El hueso tejuelo no solamente no atraviesa la palma, sino que esta presente un grosor razonable. Se aprecian fístulas por debajo de la punta del tejuelo, son las grietas que nos hicieron sospechar en la fotografía anterior. No debe de engañarnos la forma de las lumbres del casco, han sido muy escofinadas y enmascaran la verdadera forma del estuche corneo, que seria muy parecido a una babucha oriental.

 

walter8a 

 

   Con estas secuelas, una rotación capsular, el caballo no tendría porque presentar el grado de cojera y dolor que presenta. Algo mas tiene que tener que justifique el sufrimiento y el porqué no han surtido efecto los tratamientos y los herrajes anteriores. La radiografía moderna, con tecnología digital es una poderosísima herramienta al servicio de la veterinaria. Al aumentar la zona de la punta del tejuelo, el veterinario apercibe cambios importantes en el hueso, cambios que pasarían desapercibidos en una radiografía realizada con la tecnología antigua, es decir, el papel revelado

 

   La punta del hueso tejuelo presenta un área de necrosis avascular, es decir, la presión ejercida por el hueso contra la palma ha originado la muerte del borde del casco y han desaparecido los pequeños capilares y la vena circunfleja. El hueso se está remodelando. Es la pequeña mancha mas oscura entre las zonas blanquecinas, de hueso sólido y esa especie de fleco que forma la punta del hueso.

 

   De la evolución de esta zona del hueso depende la curación del caballo. De momento la necrosis es aséptica, pero si se forma una infección el hueso se destruiría rápidamente y precisaría una operación quirúrgica complicada. Afortunadamente las fístulas no profundizan lo suficiente para permitir el paso de bacterias.

 

 

 walter5

   La mano derecha también presenta el aspecto de que el hueso ha roto la palma y ha prolapsado al exterior, remarcado en el rectángulo. Destaca una fuerte infección en la ranilla, que exuda un liquido blanquecino y apestoso. Curiosamente el caballo se duele mas de la zona posterior del casco, donde esta la infección, que en la zona situada por debajo de la punta del tejuelo. Vayamos a la radiografía en busca de información.

 walter9

   Radiológicamente, la mano derecha presenta mejor aspecto que la izquierda. No hay rotación falangiana, sino capsular. Aunque se aprecian signos de remodelación de la punta del hueso tejuelo, no se observa necrosis avascular.

 

   Sin embargo llama la atención que el contorno de la ranilla presenta áreas radiolucidas, como si contuviese gas o liquido. No es mas que el pus de la infección que envuelve a las lagunas de la ranilla y los bulbos.

 

 

 walter6

 

   A medida que profundizamos con la legra en la palma de la mano izquierda vemos como las fístulas van desapareciendo. El casco almacenaba mucha palma muerta bajo la plantilla de rejilla y la almohadilla de silicona. Se puede deducir que el anterior herraje iba encaminado a procurar al casco la forma mas aparente y bonita, pero descuidando la biomecánica del interior del pie, lo realmente importante.

 walter7

   En la mano derecha han desaparecido prácticamente todas las fístulas, pero lo verdaderamente llamativo es la gran infección que invade toda la ranilla y los bulbos .Esta infección se resolvió lavando la zona con agua oxigenada y la ayuda de un cepillo de dientes, una vez resecada la mayor parte de la ranilla. Cuando la mayor parte del exudado fue eliminado, se aplicó nuestro “Higienizador de ranillas FarrierGabino”

walter10 

   En un primer paso para el herraje del caballo rebajamos los talones en profundidad. Con este rebajado tan fuerte de los talones buscamos que el tejuelo se recueste hacia atrás y se alivie así la presión que su punta ejerce sobre la palma. Aparentemente desviamos el eje de las falanges hacia atrás, pero esto se corrige al situar el breakover de la herradura muy por detrás de la punta del casco. Aun con todo, el posible desvío de las falanges es asumible por el caballo durante cierto tiempo, en tanto que la necrosis del hueso ha de ser resuelta de inmediato.

 

   El problema que se presenta cuando se rebajan fuertemente los talones en un caballo, es que aumenta la tensión del tendón flexor profundo contra las estructuras del navicular. A la larga, podría producirse un síndrome de navicular. A corto plazo, la tension del tendón flexor profundo incrementa la tracción sobre el hueso tejuelo. Se forma un circulo vicioso en que a mayor traccion, mayor dolor, y a mayor dolor, mayor retracción del tendón profundo, que aumenta la tensión. Esta situación se previene y se trata compensando los talones con una taloneta de plástico blando. La pregunta es “A que quitar casco para después sustituirlo por plástico”.La respuesta es sencilla. El plástico es mucho mas blando que el casco, lo que permite que el talón de materia cornea se hunda poco a poco en el plástico, con el movimiento de apertura y cierre de los talones. Este hundimiento lento no solamente evita la tensión del tendón profundo, sino que ejerce un efecto masaje sobre el mismo, lo que favorece su elongación.

 

 walter11

 

   La herradura elegida es una rock and roll que colocaremos en posición invertida o napoleónica. Elegimos esta herradura debido a que facilita el movimiento hacia los lados, eliminando así la tensión lateral que se forma al moverse el caballo en círculos y que tanto dolor le produce. Al colocarla en posición invertida, nos permite retrasar el breakover con un simple limado de las barras hasta el punto que queramos, que no es otro que la proyección del hueso tejuelo.

 

   A la herradura le fijamos la taloneta plástica con dos remaches de cobre y encoframos con plastilina para que la almohadilla que vamos a colocar no sobrepase el punto deseado y pueda ejercer presión sobre la zona anterior del tejuelo.

 

walter12 

 

  Vista del pie una vez herrado. La flecha roja señala el punto sobre el que gira el pie cuando el caballo se mueve. Con la herradura rock and roll colocada en posición invertida podemos retrasar mucho mas el punto de break over que si la colocamos a derechas. Para conseguir un breakover mucho mas retrasado tendríamos que recurrir a las herraduras de madera.

 

Por el momento, Stello se muestra cómodo con su nuevo herraje. Una semana después de comenzar el tratamiento, el movimiento del caballo es mucho mas fluido y ágil. En las próximas semanas iremos comprobando los progresos.