Infosura unilateral

 

 tad1

 

  Es un as en su oficio, el número uno de la cuadra. Se trata de un caballo de rejoneo. En sus varios años de experiencia, ha burlado los cuernos de cientos de toros bravos y ha llenado de fama y de gloria la carrera profesional de su dueño. Ha parado lo imparable, y cuando un toro sale problemático y difícil, ahí esta él, sea en la suerte de salida, de banderillas o para entrar a matar. Donde otros caballos no tienen suficiente oficio, él se las sabe todas. 

 

   Durante su vida, apenas ha tenido dos o tres percances, todos ellos ligeros, aunque uno de ellos, le ha dejado una mano un poco lastimada. Aun con la mano medio anquilosada, sigue saliendo cada tarde cuando es necesario. Pero todo su valor y su coraje, de poco o nada sirven contra otro tipo de cornadas, las que propinan las bacterias que se alojaron un mal día en sus pulmones.

 

   Un mal día, ingresó en el hospital por una neumonía que se fue complicando a pesar de todos los cuidados. Se le llegaron a practicar punciones en los pulmones a través de las cuales se le sacaba un cubo de pus. Prácticamente recuperado de la neumonía, a causa de tanto medicamento se le desató la infosura, Ahí le conocimos y ahí le empezamos a tratar. Otra lucha mas que le toca vivir. Esperemos que se recupere también de ésta, como lo hizo de otras tantas bravas.

   Un mal día, ingresó en el hospital por una neumonía que se fue complicando a pesar de todos los cuidados. Se le llegaron a practicar punciones en los pulmones a través de las cuales se le sacaba un cubo de pus. Prácticamente recuperado de la neumonía, a causa de tanto medicamento se le desató la infosura, Ahí le conocimos y ahí le empezamos a tratar. Otra lucha mas que le toca vivir. Esperemos que se recupere también de ésta, como lo hizo de otras tantas bravas.

 

 

 

tad3

  

 Hace unas ocho semanas que nos llamó el propietario para colaborar con la veterinaria Virginia Rubio, del Hospital Virgen de las Nieves, en el tratamiento de la infosura del caballo. Se hicieron radiografías, que revelaron rotación en el hueso tejuelo de la mano derecha, con protrusión del mismo a través de la palma. Curiosamente, la mano izquierda no presentaba ningún síntoma de infosura.   En aquel entonces no pudimos hacer mas que colocarle un soporte temporal de material de impresión dental con una venda de fibra de vidrio, a la espera de que los medicamentos hiciesen su efecto y se estabilizasen los daños en el interior del pie.

 

tad4

 

   El soporte de emergencia trata de proporcionar al animal una base de apoyo lo mas eficaz posible aprovechando las zonas del pie que no han sido dañadas por la infosura. El material de impresión dental, esa silicona azul cielo, reparte el peso por la región posterior del pie, ranilla, barras y parte de la palma. Se trata de un método incruento, fácil y rápido de aplicar. En medio de un episodio de infosura aguda, lo ultimo que se puede hacer es golpear el casco para clavar clavos. Aunque el caballo este sedado y no sienta el dolor, los martillazos agravan aun mas las hemorragias internas. 

   En la foto, podemos ver, señalado en azul, la punta de la ranilla, que es el punto hasta donde se puede aplicar peso. Por entre la palma ,perforada y rota ,asoma el hueso tejuelo, señalado en verde. La flecha azul señala unas cavitaciones o huecos, producidas por el desgarro de las laminillas. Estos huecos quedan llenos de liquido y gas, que es necesario drenar. Por eso se deja al descubierto la zona anterior del casco infosado.

 

 tad2

 

   En la parte superior del casco hemos practicado un surco subcoronal con la legra de anillo y la escofina. Este surco tiene la misión de adelgazar la muralla para descomprimir el rodete, apretado por la apófisis extensora del hueso tejuelo rotado. Asimismo, evitará que cuando el nuevo casco vaya creciendo sea arrastrado hacia adelante por el casco viejo. Esto permite que el nuevo casco crezca paralelo al hueso tejuelo.  

  Por los laterales del casco aparecen, en amarillo, los trozos de bayeta que colocamos para proteger a los bulbos de los talones de la rigidez de la fibra de vidrio. De no ser asi, la venda rígida se clava en el bulbo blando y provoca una llaga.

 

 tad6

 

   Esta es una imagen de la mano derecha, que no sufrió ningún daño por la infosura. Debido a una cornada de un toro, la mano esta anquilosada, es decir, sus articulaciones están soldadas entre si, quedando todo el conjunto bastante rígido. Aun con esto, el caballo ha sabido adaptarse a su problema y se maneja de maravilla.

 tad7

 

  Seis semanas después acudimos de nuevo para colocar un herraje o apoyo mas duradero. Durante este tiempo, el casco ha crecido y la silicona de apoyo palmar pierde su efectividad, con lo que el dolor aumenta y el caballo cojea de nuevo. Vemos como los talones han crecido mucho, volviendo al casco muy vertical. Esto ya nos indica que la rotación del hueso tejuelo es fuerte, alcanzando una inclinación cercana a los 60ª con respecto al suelo. El casco apenas ha crecido por las lumbres. Este crecimiento desigual entre las lumbres y los talones, dará fin a un casco con forma de babucha oriental.

   Aunque el caballo cojea ostensiblemente, los avances han sido importantes desde el día que se colocó el vendaje de soporte. Mientras que hace ocho semanas el caballo no apoyaba bajo ningún concepto esta mano en el suelo y hubo que hacerle un bloqueo nervioso para poder manipular el pie, hoy se ha dejado manejar sin ningún problema. Además, su dueño nos refiere que el caballo se apoya en la mano sin mayor dificultad  cuando se le limpian los cascos. Un pequeño avance, pero muy significativo de que las secuelas y el dolor han remitido mucho.

 

 tad8

 

   Levantamos el vendaje y eliminamos el soporte. A primera vista destaca el gran abombamiento de la palma justo por delante de la punta de la ranilla. Esta aparece rota en una semicircunferencia, producto de la penetración del hueso a través de la palma. Los talones aparecen altos, muy crecidos y la ranilla tiene buen aspecto. No ha sufrido putrefacción ni necrosis por soportar demasiado peso. Es buena señal. Esto nos indica que podemos contar con estas tres estructuras, ranilla, talones y barras, para seguir soportando el peso del caballo.

 

tad9

 

   Rebajamos los talones al máximo. Es parte esencial del tratamiento del herraje de la infosura. El hueso tejuelo incide de punta y es necesario acostarlo hacia atrás para disminuir la presión que su punta ejerce sobre la palma. Este acostado solo se consigue rebajando los talones al máximo. Si esto fuese poco, se colocarían cuñas plásticas para inclinar el pie hacia atrás.

   La línea roja señala el centro de presión del casco. Es  muy importante que las presiones no se ejerzan por delante de este punto. Por detrás del centro de presión, se sostiene al hueso tejuelo y al interior del pie. Por delante de él, se producen abscesos por compresión,A este punto es donde debemos de trasladar el breakover o punto de despegue del pie. En el pie que esta sano, el casco gira o despega por la punta del casco. Aquí, las cosas ya no son lo que parece, y el verdadero pie del caballo ya nada tiene que ver con el casco exterior o estuche corneo. El interior del pie esta rotado y muy retrasado.

    El tendón flexor profundo esta tirando sin cesar del hueso tejuelo. Ha provocado su rotación desde el momento en que se produjo la infosura y a cada paso, ejerce tracción, con dolor e imposibilidad de que se sienten las lesiones y se inicie la cura. Podemos imaginarnos que tenemos una uña medio desprendida del dedo. Si estamos hurgándola a cada paso, nos duele y eso jamás se curara-Si la vendamos y la dejamos quietecita, el cuerpo iniciará la curación. En el caso de la infosura es parecido. Si el tendón esta moviendo a cada paso al hueso tejuelo, duele y no cura. Es necesario evitar que el tendón este haciendo tracción sobre el tejuelo. 

    Esto solo se consigue si colocamos el punto de giro o de despegue justo debajo de la punta del hueso tejuelo rotado. Para conseguir eso, necesitamos que la herradura tenga una forma tal que se pueda modificar su forma de manera que el punto mas alto de la misma coincida con la vertical del tejuelo. En este caso, se necesitaría una herradura tan gruesa que es imposible conseguirlo con hierro. Nosotros lo conseguiremos con un zapato de madera, que nos ha dado buen resultado en otras ocasiones.

 tad10

 

   He aquí el resultado. Un zapato de madera sujeto con tirafondos de carpintería. Por la parte anterior, los tirafondos atraviesan el casco sin ningún problema. El interior del pie, esta desplazado por la infosura y el tornillo tan solo atraviesa la muralla y tejido muerto. Por detrás del punto de breakover o de giro, los tornillos van colocados por fuera de la muralla, a modo de puntales. La venda de fibra de vidrio que envolverá después al conjunto, hace que todo quede bien sujeto. 

  La línea roja coincide con la punta del hueso tejuelo y con la otra línea roja que hemos trazado en la palma. Se puede ver como hemos labrado el zapato para conseguir que haga un plano inclinado hacia atrás hasta ese punto elegido. Así el caballo moverá su pie hacia adelante de una manera progresiva, sin tracción o con la mínima tracción posible del tendón flexor profundo.

    Como es natural, con una herradura de hierro de 8 mm o de aluminio de 10 mm no podemos conseguir este retraso tan grande del punto de giro. Gracias a la placa de contrachapado de 21 mm mas los 8 mm de la placa de nylon con que hemos reforzado su cara inferior, conseguimos el grosor suficiente para poder llevar el punto de giro o breakover hasta donde nos interesa.

 

 

 tad11

 

   

  Otra vista del zapato. En esta ocasión, hemos colocado una placa de nylon sujeta con tirafondos a la placa de madera. Esto tiene como objetivo que el caballo desgaste el nylon y el mismo de la forma mas conveniente al zapato con el desgaste. Idealmente se coloca una placa de una material llamado EVA (etinil-vinil acetato) que es mas blando que el nylon, pero desgraciadamente no contábamos con ese material en ese instante.

   Sobre la placa de madera va colocada una cuña plástica. Esta cuña tiene como misión compensar todo el talón que hemos quitado con la escofina. Aunque parece una incongruencia quitar talón para sustituirlo por plástico no es así. Si no colocamos la compensación, el pie se queda colgado del tendón flexor profundo, lo que acarrearía mas dolor, debido a la tracción. Por otra parte, necesitamos acostar el tejuelo. Las dos opciones se conjugan perfectamente con la aplicación de la cuña plástica. El plástico de la cuña es mas blando que el talón del casco, lo que permite que el talón  se vaya hundiendo poco a poco en el plástico. Este hundimiento hace efecto masaje sobre el tendón y permite su elongación sin cambios bruscos.

   El material de impresión dental, de un bonito color azul, da soporte al interior del pie, aprovechando estructuras orgánicas como la ranilla, palma y barras para dar soporte al pie. Este material también permite utilizar la pared exterior del talón para descargar parte del peso.

 

 tad12

 

   Envolvemos el casco con una venda de fibra de vidrio VetCast, teniendo la precaución de proteger los bulbos con un trozo de fieltro o de bayeta y procurando que no comprima la corona del casco. Entre el borde del casco y la placa de madera, abrimos una ventana en la venda de fibra de vidrio. Antes de colocar el material de impresión dental y el zapato de madera hemos construido con plastilina una especie de encofrado para que la silicona no sobrepasase el punto marcado con la raya roja. Por delante de esta ventana, el tejuelo prolapsado no debe de tocar en ningún momento de la placa de madera, para lo cual hemos practicado un rebajado en la misma con la lijadora de banda. A través de la ventana practicada, extraemos la plastilina de encofrado y tapamos con una gasa estéril. Por esta ventana se drenaran los exudados de la herida y a través de ella se practicaran las curas, principalmente, betadine con azúcar. 

   Ahora tan solo queda esperar otras seis semanas a ver como va evolucionando el caso. Es un campeón, ha salido de otras y seguro que también sale de esta.

 

Un año después,el casco se ha recuperado casi por completo.La palma se ha cerrado y es totalmente funcional.El caballo corre y se mueve sin dificultad cuando se apoya en esta mano,.No sucede lo mismo en la otra,que por la gran anquilosis que padece,le provoca cojera evidente.

El animal está retirado y no trabajará mas,pero aun le queda mucha vida disfrutando de una jubilación bien ganada.A partir de ahora se le mantendrá descalzo,con recortes periodicos adecuados.