Infosura

 101.10.04034

 

Cuando un caballo se infosa, el engranaje entre las laminillas que sujetan la tapa al hueso tejuelo se rompe ocasionando una hemorragia. Los coágulos de sangre presionan al tejido vivo, intensificando los dolores que de por si padece el animal. En estos casos, es conveniente dar salida a los exudados, para disminuir la presión y facilitar la resorción de los mismos. En la foto, vemos como se ha escofinado la lumbre del casco en su totalidad. Los liquidos y gases provenientes del desgarro laminar, drenan al exterior en forma de espuma sanguinolenta. Una rápida y decidida actuación en los primeros estadios de la infosura, minimiza las secuelas de la misma y aumenta las posibilidades de recuperación del caballo.