Infosura.Muy buena recuperación

 c1

 

   Han transcurrido seis meses desde que esta preciosa yegua se infosó severamente. Hoy día trabaja con normalidad tanto en pista como en el campo, para total satisfacción de sus dueños. Su historia es una de tantas infosuras como suceden todos los días, con la salvedad de que esta yegua ha contado con la colaboración de un veterinario y un herrador que han sumado  esfuerzos consiguiendo un final feliz.

 

   La yegua se infosó a resultas de un atracón de pienso. Cuando la conocimos estaba muy dolorida y adoptaba la típica postura del caballo infosado, recostada en los pies y alternando el peso de una mano a otra. En colaboración con el veterinario madrileño Gerardo Grosch trazamos un programa de herrajes especiales y un tratamiento especifico combinado con una dieta alimenticia adecuada.

 

   Sus dos primeros herrajes consistieron en una herradura napoleónica con plantilla y silicona de impresión dental, amén de un surco subcoronal. La yegua respondió satisfactoriamente al herraje, mostrándose cada día mas cómoda y confiada en el movimiento. Los dos siguientes herrajes consistieron en una herradura de aplomo natural, la primera vez con plantilla y silicona, la segunda sin plantilla ni silicona.

 

 

   Seis meses después, el casco presenta este aspecto. Por debajo del surco subcoronal el tejido corneo se muestra muerto y seco, con una dirección aberrante con respecto al eje del casco cuartilla. Por encima del surco, el casco aparece realineado con el hueso tejuelo y de buena calidad (gracias a la gelatina).Es de notar que los pequeños ceños o líneas que se ven en la pared del mismo son prácticamente paralelos entre si.

 c1a

 

 

   Vista de la otra mano. El surco subcoronal, además de aliviar la presión que se ejerce sobre el rodete coronario en los primeros estadios de la infosura debido a la rotación del tejuelo, evita que el tejido córneo muerto y desprendido del tejuelo haga tracción permanente sobre el nuevo casco que nace. Esto permite que el nuevo casco crezca paralelo a la superficie del hueso tejuelo y se reorganice el engranaje de las laminillas.

c2 

  

   Hasta hace no mucho tiempo se empleaba la técnica de resecar toda la muralla en la zona anterior del casco para permitir esta realineación. En alguno de nuestros casos prácticos hemos resecado la muralla, aunque esta técnica se esta quedando obsoleta y reservada únicamente en casos en que se necesita un drenaje eficaz o eliminar una severa infección. A fin de mantener la estabilidad del estuche corneo se prefiere el surco subcoronal.

 

   Stephen O’Grady,herrador y veterinario norteamericano ( www.equipodiatry.com) nos habla del momento de eliminar todo el tejido corneo muerto y desprendido, que ya no necesita realizar la función de puente entre los dos lados del casco. O’Grady fija el momento cuando el casco nuevo ha alcanzado la mitad o las dos terceras partes del casco. En ese momento ya no hay peligro de desestabilizar el estuche corneo ni de recargar en exceso las cuartas partes y talones, lo que provocaría separaciones de muralla y enfermedad de la línea blanca.

 

   Ha llegado el momento de eliminar todo el tejido muerto. Con las tenazas y la escofina raspamos todo el material reseco y muerto, aplomando y devolviendo al casco la forma mas funcional  posible.

 

 c3

   La yegua ya estaba trabajando con normalidad desde los dos últimos meses sin presentar sensibilidad en las palmas. Así por tanto, hemos elegido un herraje sencillo, con una herradura de dos pestañas a la que hemos forjado un buen rolling. Las claveras anteriores coinciden con la muralla resecada y el casco cicatricial que no es útil para el clavado. Por tanto hemos practicado dos claveras posteriores a fin de que los clavos estuviesen implantados en materia cornea firme.

 

   En la fotografía podemos ver el buen aspecto de la palma, sin manchas hemorrágicas tan típicas de las infosuras. Al testaje con las tenazas de sondear no presenta ninguna sensibilidad y se muestra firme e integra, por lo que no necesita ningún tipo de plantilla.

 

 

 c4

 

   Y así se han quedado los nuevos cascos de la yegua. Aun  se le notan el las lumbres parte del tejido cicatricial, que probablemente desaparecerán en un herraje o dos. Se da por superada la infosura y la yegua queda útil para todo tipo de trabajo. En el futuro tan solo tendrá que observar las indicaciones generales para los caballos infosados. mantenerse dentro de los limites de un peso razonable y  un programa de herrajes adecuado a sus necesidades.