Otra fractura de tejuelo

p1020574 

 

   Presentamos hoy un caso de fractura completa de hueso tejuelo. Las fracturas del hueso tejuelo son bastante mas frecuentes de lo que parece, a pesar de que pudiera parecer que el estuche córneo protege el hueso del mismo modo que el “casco” envuelve la cabeza de los motociclistas. Con todo, son fracturas relativamente fáciles de tratar, obteniéndose un índice de éxitos bastante altos.

 

   En la fotografía podemos observar la fractura completa, señalada por la flecha roja. La línea de fractura llega hasta la superficie articular, lo que la hace especialmente peligrosa. También es reseñable lo que parece ser un pequeño secuestro óseo justo por encima de la flecha. La fractura ha dejado un pequeño trozo de hueso suelto, que puede ser absorbido por el resto del tejuelo o convertirse en un grave problema si el organismo del caballo rechaza este pequeño trozo de hueso.

 

   El tratamiento consiste en la aplicación de una herradura de huevo a la que se le extraen varias pestañas laterales. Estas pestañas impiden el natural movimiento de apertura y cierre de los talones, sujetando así las dos mitades del hueso y permitiendo su soldadura.

 

 bbbnh

 

 

   Este caso es especialmente significativo dadas las circunstancias en que se produjo la fractura. Se trata de un animal indómito y nervioso, que se defiende violentamente del herraje lanzándose hacia atrás. Su herrador habitual le administra un tranquilizante fuerte para poder herrarle mas o menos, pero en esta ocasión, su dueña insistió en la posibilidad de intentar herrarle sin tener que sedarle. El resultado salta a la vista. El caballo, al defenderse dio un violento manotazo contra el suelo, de lo que derivó la fractura. Ahora, por no domar correctamente al caballo o no administrarle un sedante, se estima un plazo no menor de un año antes de la total recuperación del caballo.

 

   En la fotografía podemos ver la herradura con varias pestañas ya colocada. Es importante en la colocación de estas herraduras intentar colocarlas a fuego, a fin de que cada pestaña queme el casco y se haga su propio asiento. Si la colocamos en frío y apretamos las pestañas con el martillo, cada una de ellas ejerce un grado diferente de presión sobre la muralla, con el resultado de que en un punto hay mas sujeción que en otro. Al colocarlas a fuego, cada pestaña ejerce la misma presión sobre la tapa y hace el efecto de una banda metálica que envuelve el pie.

 

bgtyy 

 

   También es interesante forjar un buen rolling  mejor aun, un buen rocker en las lumbres a fin de minimizar la tracción del tendón flexor profundo sobre el hueso tejuelo fracturado. En estos primeros días de dolor e inflamación, el caballo apenas apoyará su casco en el suelo, pero a medida que la fractura se vaya consolidando se envalentonará y va apoyar con fuerza el miembro enfermo. No queremos que el propio caballo se vuelva a fracturar el hueso.

 

   Las herraduras de huevo con muchas pestañas son difíciles y engorrosas de fabricar para la mayoría de los herradores que no están avezados con la forja. Convendría, como con otras herraduras, realizar prácticas de forja  para que no nos pillase de sorpresa la llamada de un veterinario para colocar uno de estos herrajes. De ahí la gran importancia de los talleres de forjado y las reuniones de herradores para hacer practicas de forja y compartir experiencias.