Reparación en el rodete coronario

 pr1

 

   En el marco de los cursos de Cuidador de caballos que se imparten el las localidades de Prioro (León) y Guardo (Palencia), los alumnos participan activamente el en herraje de emergencia y mantenimiento de cascos, utilizándose los propios caballos de la escuela. Asimismo conocen de primera mano los fundamentos del herraje deportivo y ortopédico, presenciando además varias demostraciones de forja de herraduras.

 

   Hace pocos días, tuvieron una oportunidad única para que pudiesen conocer el trabajo del herrador ortopedista. Una de las yeguas que se inseminan en el Centro de reproducción de la escuela presentaba un defecto en el casco de una mano. Consultado el dueño del animal, y sin coste alguno por su parte, se reparó el problema del casco, a fin de que los alumnos conociesen el proceso completo de reconstrucción de cascos.

 

   La yegua había sufrido un absceso tiempo atrás que le había reventado la corona. Una vez drenado el pus, el casco siguió creciendo tras unos días de inactividad. Normalmente, este proceso se salda con una grieta horizontal que desciende hasta desaparecer por el borde solar. En este caso, el nuevo casco, libre del peso, crecía mas deprisa que el situado en los bordes. El resultado es que el nuevo casco tropezaba con el casco antiguo y lo superaba formando un pliegue exuberante.

 

 pr2

 

   El tratamiento es relativamente sencillo. Una vez aplomado y herrado correctamente el casco se elimina el tejido córneo sobresaliente y se desbrida por debajo del defecto un trozo de pared. Este hueco evita que el nuevo casco se vea empujado hacia fuera.

 

p1020202 

   Normalmente, el desbridado es suficiente y el casco no necesita de mas actuaciones, pero en este casco, y por mor de ilustrar a los alumnos, vamos a reconstruir todo el defecto con resina acrílica Equilox. El procedimiento es el acostumbrado. Lijamos bien toda la pared del casco a fin de que la resina acrílica se adhiera a tapa firme.

 p1020204

   Desengrasamos la pared con alcohol desnaturalizado, para eliminar la grasa de la superficie del casco.

pr3 

   Aplicamos una primera capa de Equilox, extendiéndola con los dedos, a fin de que penetre bien en los poros del casco.

pr4 

   A continuación aplicamos el acrílico en una capa generosa, que cubra una amplia superficie.

 pr5

   Envolvemos el casco con film plástico que comprime al acrílico y lo cohesiona mientras se fragua.

 

 pr6

   Y este es el aspecto final del casco reconstruido. El defecto queda reparado por el acrílico, que mantiene fijos los dos bordes de la grieta horizontal. El nuevo casco, participando en el peso por la acción del acrílico ya crece parejo con el resto del rodete coronario. La resina, una vez perdida la herradura se desgasta de forma natural como el resto del casco.

 pr7

   En la fotografía, algunos de los alumnos que participaron en la reconstrucción. Para mas información sobre los cursos de Cuidador de caballos consultar en www.institutosuperiordelcaballo.es