Resección de un cuarto. (Continuación)

p1000084Han transcurrido dos meses desde que le desbridamos  un cuarto a este valioso semental PRE. en Badajoz. El caballo adolecía de un mal aplomado continuado, lo que le produjo un gran cuarto en la cara interna de su mano derecha. Tras limpiar bien los bordes del casco, se le herró con una herradura de barra complementada por una almohadilla plantar de silicona. A continuación se le vendó el casco con una venda de resina 3M para estabilizar las dos mitades del casco, pues la debilidad de su tapa no admitía que se le insertaran tornillos.

     Ha llegado el momento de quitarle la venda y comprobar si el casco ha vuelto a crecer unido en su rodete coronario.

   Tras quitarle el vendaje de resina y la herradura, podemos comprobar con satisfacción que la operación ha tenido éxito. Por encima del drenaje que le hemos dejado colocado aparece una porción de tapa rugosa y con escamas, pero que revela que el rodete coronario esta produciendo una tapa continua. A continuación recortamos el casco crecido durante estas semanas y aplomamos al caballo:

 ert

 

   El aplomado correcto que le hemos dado al caballo en el primer herraje ha sido determinante para la curación del mismo. De nada sirve limpiar y unir los bordes del cuarto si no se eliminan las causas que han originado el cuarto. La recuperación de un eje casco cuartilla correcto y del equilibrio mediolateral, han permitido que las cargas que soporta el casco se repartan de manera correcta. El resultado no es otro que el rodete coronario no se ve sobrecargado en ningún punto y puede producir casco de calidad.

 

 dfr

 

   Hemos colocado a continuación una herradura de huevo con una plantilla de dos componentes Colleoni, lo suficientemente rígida para que pueda defender la zona palmar correspondiente al cuarto. Las lagunas de la ranilla se han rellenado de silicona para impedir la entrada de suciedad y que ayude a repartir sobre la palma y ranilla parte del peso que le correspondería a  ese talón. La zona desbridada aparece bien queratinizada y sin que haya evidencias de sangre o de infección. No se puede aplicar la resina acrílica sobre tejido vivo ni tampoco encerrar una infección, ya sea de bacterias o de hongos.

 

 mn

 

   Este es un detalle de la zona inmediatamente situada por encima del cuarto .En los primeros milímetros, se ve como el casco crece desunido, pero a medida que subimos hacia el rodete, es decir, hacia el casco que ha crecido nuevo, vemos como la solución de continuidad desaparece. Probablemente, el casco que se forme en los próximos meses aparezca un poco rugoso, pero a medida que pase el tiempo, es decir, los próximos centímetros de casco crecido, este recobrará su aspecto lustroso.

     A veces sucede que la parte mas exterior del rodete coronario, es decir,la zona correspondiente al rodete perioplico y las papilas mas externas, quedan dañadas irremisiblemente y en el casco se produce una cicatriz. Esta cicatriz puede consistir en una pequeña grieta lineal o en una depresión o surco en la superficie del casco. A pesar de esta cicatriz, la tapa esta unida por debajo y es completamente funcional.

 

azq 

 

 

   Todo el hueco producido por la limpieza del cuarto ha sido lijado y desengrasado convenientemente. A continuación se ha rellenado de resina acrílica Equilox. Una vez seca esta primera capa, hemos unido las dos mitades del cuarto con una malla de fibra de vidrio Equimex empapada en Equilox. 

   En los próximos herrajes, su herrador habitual podrá herrar al caballo con una herradura normal, una vez aleccionado sobre la manera correcta de aplomar a un caballo mediante el uso de la escuadra de herrador o gramil. El equilibrio dorsopalmar y mediolateral son indispensables, no solo para lograr la total funcionalidad del caballo,sino para tratar de resolver cualquier problema que se presente.Sin aplomado, no hay caballo.