Resección y reconstrucción post hormiguillo

 equisan1

 

 

   Las cavidades provocadas por el hormiguillo desestabilizan al casco del caballo, provocando una rotación o hundimiento del hueso tejuelo. Este cuadro se ha venido llamando tradicionalmente infosura mecánica y, aunque mas benigna y de mejor pronostico que las infosuras provocadas por intoxicación, es capaz de producir fuertes cojeras e invalidez en el caballo atleta. En la mayoría de los casos de hormiguillo ,el herrador se limita a limpiar mas o menos la línea blanca, obviando el hecho de que gran parte del hueso tejuelo se halla suspendido solamente por una menguada cantidad de laminillas córneas. La limpieza de la suciedad albergada en la herradura o el exceso de palma, que contribuía a dar soporte al hueso tejuelo, desaparece, con lo que se produce muy fácilmente una rotación o un hundimiento del mismo.

 

   Este es el caso de un caballo Holsteiner, al que hemos tratado en la clínica Equisan, (Madrid) en colaboración con el veterinario álvaro Vázquez Goyoaga. El animal fue ingresado para ser tratado de un fuerte hormiguillo en la mano derecha, que le producía una perdida continua de la herradura y una notable disminución del rendimiento deportivo.

 

 equisan2

 

   En una primera intervención, se le resecaron  las zonas afectadas por el hormiguillo, y fue herrado con una herradura pegada con adhesivo de poliuretano. El hueco de la palma y las resecciones se rellenaron de un tipo de silicona esponjosa y blanda. Este producto no fue capaz de mantener adherida la herradura, con el resultado de que al poco tiempo, el caballo perdió la herradura y la silicona, manifestando dolor y cojera. Las radiografías mostraron una ligera rotación del hueso tejuelo, añadiendo al diagnostico inicial de hormiguillo el de infosura mecánica.

 

 equisan3

   Al observar el pie lateralmente, podemos notar como la porción de las lumbres que no ha sido resecada, participa activamente en el apoyo, provocando un efecto palanca, capaz de justificar por si mismo el dolor y la claudicación del caballo. Siendo gráficos, podemos compararlo a que a nosotros nos arrancasen media uña y nos obligasen a cavar un hoyo con las manos. El caballo siente dolor cada vez que se ve obligado a dar un paso.

 

   Al blanquear la palma, se encuentran hematomas en la zona de las lumbres que conserva la tapa, síntoma característico de que se producen microdesgarros mecánicos en las laminillas córneas. El caballo presentaba asimismo un pequeño absceso en el fondo de una de las lagunas de la ranilla, que fue desbridado y limpiado convenientemente.

 equisan4

   En colaboración con los veterinarios presentes, se decidió un plan de herraje que contemplase los problemas del casco en conjunto:

 

  -Resección completa de las zonas afectadas por el hormiguillo que no habían sido eliminadas por completo en la primera intervención.

 

  -Desbridamiento y limpieza del absceso en el talón, con la colocación de un oportuno drenaje.

 

  -Colocación de un soporte palmar, que reclutando a la ranilla, barras y palma, fuese capaz de dar soporte al hueso tejuelo y a las estructuras vivas del interior del pie.

 

  -Reconstrucción del casco eliminado mediante resina acrílica y fibra de vidrio. A tal fin procedimos a lijar toda la superficie de la tapa, en busca de casco firme y sólido.

 equisan5

   En un primer paso, procedemos a eliminar mas tapa, a fin de perseguir la infección del hormiguillo un poco mas allá de su limite. Siempre es preferible eliminar casco sano a dejar puntos de infección, que se reproducirían bajo la resina .También eliminamos la punta del casco que no había sido resecado, a fin de que las dos mitades del casco queden unidas por un puente de resina que dará mas solidez al conjunto y evitara el molesto efecto palanca sobre las lumbres.

equisan6 

   Hemos puesto un especial cuidado con la legra de anillo para no herir ninguna de las laminillas vivas del pie. Esto ocasionaría una pequeña hemorragia que nos dificulta e incluso impide la reconstrucción del casco con resina acrílica. Efectivamente, la reacción de los componentes de la resina, produce suficiente calor  para dañar las células  vivas expuestas en la herida y provocar una necrosis.

 

   En la foto vemos como se ha raspado con cuidado toda la superficie resecada, a fin de eliminar la costra producida por el antiséptico que se utilizó para atacar al hormiguillo. El pegamento solamente se adhiere a casco firme y sólido.

 equisan7

   Las estructuras vivas del interior del pie, liberadas de su unión con la tapa tienden a descender debido al peso del caballo. Se hace necesario proporcionar un apoyo al hueso tejuelo, y para ello necesitamos reclutar al resto de las estructuras, ranilla,  palma y barras para esta labor de sostén del peso del caballo. La silicona de impresión dental se muestra como un excelente material en este tipo de trabajos, aunando la facilidad de manejo con la obtención de la dureza idónea para proporcionar sostén sin macerar los tejidos subyacentes.

 

   En esta ocasión has sido necesario aplicar primero la silicona, a fin de labrar en la misma un drenaje para el absceso del talón medial. Para ello, colocamos la silicona y clavamos encima una tapa de caucho con dos clavos de cabeza plana. Al dejar el pie en el suelo, el caballo apoya su peso y la silicona rellena todos los huecos existentes, conservando una superficie inferior completamente plana.

 

   Una vez fraguada la silicona de impresión dental, la retiramos y excavamos en la misma un canal que sirva de drenaje para los exudados del absceso .Esta silicona eliminada se sustituye por una mecha de algodón hidrófilo, que permite la salida del pus y a través suyo se puede inyectar en el interior del talón infectado un antiséptico con una simple jeringuilla hipodérmica.

equisan8 

   A continuación clavamos la herradura. En esta ocasión hemos elegido una herradura de corazón de aluminio. Aunque en la mayoría de los casos de infosura no soy partidario de la herradura de corazón y me limito a la placa semirrigida Colleoni con material de impresión dental, esta vez he colocado una herradura de corazón a fin de que aporte un soporte rígido a la silicona. El casco esta muy desestabilizado y apoyara casi todo su peso en la palma, sin ayuda ninguna por parte de la tapa, lo que hace necesario un apoyo mas eficaz.

 

   La herradura va sujeta por tres clavos, de los cuales dos van implantados en las cuarta partes y el tercero en las lumbres. En casos de urgencia, no se debe de desdeñar cualquier punto donde se pueda insertar un clavo, aun en los mismos talones.

 

 

equisan9 

 

   Una vez desengrasada y limpia toda la superficie del casco procedemos a reconstruir  la muralla empleando resina acrílica Equilox. La resina se aplica por capas, para evitar que un calor excesivo pueda dañar los tejidos sensibles que hayan quedado muy expuestos.

 

   La superficie de las diferentes capas no se deja lisa. Es interesante que ofrezca una superficie anfractuosa y con pliegues a la siguiente capa, a fin de que a la adherencia propia de la resina se sume la resistencia mecánica que ofrecen las crestas y ángulos formados por la anterior capa.

 equisan10

   La última capa se escofina ligeramente para igualarla y se le aplica a continuación una tela de fibra de vidrio empapada en resina, a fin de que mantenga sólido todo el conjunto. Una vez fraguado, a los pocos minutos, se pueden añadir mas clavos en la resina, con la misma seguridad y resistencia que si se tratase de casco de la mejor calidad.

 equisan11

   Y este es el aspecto final de la reconstrucción. La mano izquierda fue herrada con una herradura de aplomo natural Center Fit.

 

   El caballo se mostró en todo momento cómodo con el herraje. En principio, la valoración de su dolor es difícil, debido al absceso, que nos impide evaluar cuanto dolor corresponde al absceso y cuando a la propia infosura. Al caballo se le impuso un tratamiento antibiótico y antiinflamatorio y queda a la espera de valoración  en los próximos días. Salvo complicaciones, en poco tiempo podrá reintegrarse a su actividad deportiva.