Silicona de impresion dental

 p1000520

 

 

   Las nuevas tecnologías nos ofrecen cada día nuevos materiales, que aunque su uso primordial poco o nada tenga que ver con el herraje, si son susceptibles de ser aprovechadas por el herrador para construir un herraje mas eficaz y cómodo. Uno de estos materiales es la silicona de impresión dental, utilizada por los dentistas para obtener moldes de las arcadas dentales. Se trata de un producto de catalización rápida, que una vez fraguado tiene la consistencia parecida al caucho y proporciona un excelente almohadillado para las regiones posteriores del casco. Su relativa baratura y su manejo, fácil y limpio, hacen de la silicona de impresión dental una valiosa herramienta en manos del herrador.

   En este caso práctico, realizaremos una almohadilla de soporte para un hipotético caballo que se ha infosado y al que pretendemos colocar una herradura de corazón y aplomo natural.

 p1000521

 

   Las herraduras de corazón precisan de una ranilla fuerte y sana, en la que apoyarse, para poder descargar de peso a las paredes de los talones o sujetar un tejuelo que quiere descender o girar. Muchas veces, esto no es posible, debido a la mala conformación de la misma o a su desaparición debido a la podredumbre o atrofia. En estos casos, se debe de interponer un cuerpo entre la ranilla y la barra de la herradura para permitir que contacten. Existen varias formas de conseguir esto mismo, pero la silicona de impresión dental, es uno de los métodos mas fáciles y eficientes.

   En la fotografía, vemos como la herradura de aluminio de corazón y aplomo natural no contacta con la ranilla de nuestro casco didáctico. A todos los efectos, preparamos el casco y la herradura tal y como conviene al problema que pretendemos resolver, en nuestro caso de hoy, un infosado crónico

 

 p1000522

   Tomamos una porción de silicona que sea suficiente para llenar el hueco del casco, con hasta un nivel superior al del borde solar. Es preferible que sobre un poco de material a quedarse corto, pues no sirve añadir mas producto una vez fraguado.

 

 

 p1000524

 

   Extendemos el producto en nuestra mano y añadimos el catalizador en la forma que muestra la fotografía. Si se añade poco catalizador, la masa tarda bastante tiempo en fraguar. Si añadimos mucho, el fraguado es rápido. La experiencia nos enseñará a calcular la cantidad necesaria.

 p1000525

   Mezclamos y amasamos bien el producto en nuestras manos. A medida que amasamos la mezcla, vamos notando como se hace mas espesa y dura.

 

 p1000527

 

   Colocamos la silicona en el hueco del casco, procurando que entre bien en las lagunas laterales de la ranilla y que sobrepase por detrás a los talones.

 

 p1000528

 

    Posicionamos la herradura encima. Si el caballo es inquieto, podemos sujetar la herradura en su posición  con dos clavos. Se debe de actuar con rapidez, pues el producto fragua rápidamente a estas alturas de la operación. Si prevemos que hay que clavar, se debe de añadir menos catalizador, para que el fraguado sea lento.

 

p1000530 

 

   Moldeamos la silicona en la región de los talones, comprimiéndola contra los mismos. Esto se debe de realizar muy cuidadosamente, pues la silicona ganará un apoyo muy importante en la región posterior de la ranilla y talones.

 

p1000531 

 

   En la región de las lagunas laterales, comprimimos bien el producto para que penetre bien y se adapte perfectamente a las anfractuosidades de la ranilla. Como quiera que la almohadilla es para un infosado crónico y solamente pretendemos dar apoyo por detrás del centro de presión del casco, atraemos hacia atrás el producto hasta llenar por completo el hueco de la herradura.

 p1000535

   Como podemos ver en la foto, hemos llenado por completo el hueco del casco hasta el nivel de la herradura, a la vez que no ponemos silicona en la zona anterior de la palma. La herradura, de aplomo natural, proporciona un amplio breakover en la región anterior del casco.

 p1000537

   Pasados un par de minutos, la silicona se ha endurecido por completo. Podríamos dejarla así y acabar de clavar la herradura en el caso de pretender solamente un apoyo dorsal, por ejemplo, unos talones huidizos. La silicona de impresión dental no se pega al casco, pero se mantiene bajo la barra de la herradura de corazón hasta el próximo herraje. En caso de no tener corazón, se debe de colocar bajo plantilla.

 

 p1000538

 

   Levantamos la herradura y comprobamos como la silicona se ha endurecido y ha llenado todos los huecos del casco. En este caso, no solamente la herradura de corazón cargará peso, sino que los huecos de las lagunas laterales de la ranilla, forman un acolchado que permite a las barras colaborar en el soporte del caballo.  

 

p1000539 

 

   Como vamos a herrar a un infosado crónico, lo que buscamos es dar el mayor soporte posible al tejuelo, con lo que debemos de eliminar todo apoyo desde el punto mas ancho del casco hacia delante. Podría producirse un doloroso absceso en la punta de la ranilla.

 

 p1000541

 

    Cortamos con una tijera el material sobrante por delante de la ranilla.La almohadilla de silicona tiene una dureza y una textura parecida al caucho

 p1000543

 

   Volvemos a colocar la almohadilla y clavamos la herradura completamente, terminando el herrado.

 

 

p1000544 

 

Este es el aspecto que presentan los talones del casco. Los bulbos y la región posterior de la ranilla, contribuyen a soportar el peso.

 

 gt

   Vista lateral de la almohadilla. Podemos ver como las lagunas de la ranilla, rellenas de silicona, permiten el apoyo de las barras del casco, estructuras susceptibles de cargar peso. La región de las barras no tiene apoyo directo en la herradura de corazón, pero dado que hemos llenado el hueco entre la herradura y el corazón, el peso descargado por las barras se transmite directamente al suelo.  

   La silicona de impresión dental tiene múltiples aplicaciones en el herraje, destacando entre todas ellas, el soporte necesario para los infosados crónicos y los casos de talones huidizos o remetidos. En general se utiliza en todos aquellos casos en que necesitemos de una material de apoyo de dureza media. Ni es la mejor ni es la única opción que tiene el herrador. Tampoco es una panacea que se utilice alegremente. Es una herramienta mas que está ahí y que es muy conveniente que sepamos manejarla