Silver,un casco arrancado.

Silver  es un caballo cruzado que se arrancó una gran porción de casco cuando introdujo por accidente  el pie derecho en una rejilla de la cuneta. Al quedar bloqueada la herradura, y por los denodados esfuerzos del caballo por soltarse, se arrancó un enorme pedazo de pared del casco. Cojo y herido, fue casi abandonado, hasta que el azar le llevó a un nuevo dueño que ha apostado por su recuperación. Presentamos a Silver:

 silver1

 

El aspecto del pie de Silver era francamente deplorable. El animal se encuentra muy cojo y muy delgado. En colaboración con el veterinario y el propietario hemos planteado un tratamiento con vistas a tener recuperado el caballo en el plazo de un año. A lo largo de este articulo iremos viendo paso a paso los avances del caballo, con el que su nuevo dueño se encuentra muy ilusionado. De mi parte, le prometí hacer todo lo que  estuviese a mi alcance. Silver se merece una oportunidad !!

 silver2

 

He aquí el aspecto de la cara lateral del casco del pie derecho de Silver. A priori si ve un casco relativamente normal, con una herradura por debajo de una especie de placa gruesa. La herradura aparece clavada muy burdamente, con remaches largos y sobresalientes. Una sustancia grisácea y dura recubre parte de la tapa. El propietario nos refiere que su anterior dueño le puso espuma de poliuretano.. ¡!! Espuma de poliuretano de la utilizada en la construcción en los cascos de un caballo ¡!

 

 

 silver3

 

 

Por su cara medial, el casco presenta una gran zona en la que ha desaparecido la tapa. En la elipse, se aprecia como el tejido vivo subyacente asoma al exterior, sangrante e infectado. Las  flechas rojas  señalan una porción de tapa que está fracturada y suelta. Debido a la infección el casco está muy caliente y dolorido. A pesar de todo, Silver es un caballito muy dócil y sufrido y se deja manipular sin oponer resistencia alguna. A pesar de lo aparatoso de la herida, no fue necesario sedarle en ningún momento.

 

 

 silver4

 

Vista posterior del pie. La línea roja señala un gran abultamiento que presenta el casco por encima de la corona. Todo el pie presenta una gran inflamación y su tamaño es visiblemente mas grande que el pie contrario. La línea azul indica las heridas que sufrió en la parte externa,por donde se quedó enganchado en la rejilla. La herradura no presta apoyo suficiente al casco.

 

 

silver5 

 

Al levantarle el pie, vemos que se le ha colocado una gruesa plancha de caucho, proveniente de un neumático de coche bajo la herradura. Al limpiar la misma, observamos con asombro que la herradura, además de llevar clavos, ha sido colocada  con ¡!TORNILLOS!!!.Efectivamente en la foto se ven al menos seis o siete tirafondos de rosca-chapa.

   

silver6 

 

 

La imagen habla por si sola. Siete tirafondos como este atravesaban la pared del casco. Esto habla por si mismo de la calidad de los herrajes de algunos “herradores baratos”     

 silver7

Una vez quitada la herradura, con la legra de anillo procedemos a explorar la palma. La herida y la infección aparecen de inmediato. Por las lagunas de la ranilla exhala un pus negro y fétido. A la propia infección de la herida del casco, hay que sumar la provocada por colocar una plantilla sin drenaje de ningún tipo.

silver8 

A medida que vamos limpiando de tejido muerto la zona, la hemorragia y el desorden se hacen cada vez mas patentes. El talón y parte de la suela han sido arrancados. (exungulación se llama). La legra de anillo grande se revela como una herramienta ideal para este tipo de trabajo delicado. Procedo con mucho cuidado para no provocar mayor dolor al caballo ,pues ya aguanta mucho .Silver se está portando como un valiente ¡!

 silver9

Ya hemos saneado la zona exungulada y hemos rebajado y aplomado correctamente la otra mitad del casco. Disponemos de medio casco para dar apoyo al caballo. En las lumbres se pueden observar los agujeros de los tornillos que tenia metidos en el casco. Por un tercero salía pus negro, prueba de que le había pinchado el tejido vivo. Este agujero se eliminó con la legra. Mi mano está manchada del pus que salía por las fracturas del casco.

 silver10

Este es el aspecto del casco una vez se sanearon  las partes muertas y se limpió la herida con antisepticos. En el centro se observa una gran zona donde asoma o protuye el tejido vivo que está sobre el hueso tejuelo (Reticulum procesigerum).Este tejido esta formado en su mayor parte por los restos de las laminillas que no fueron arrancadas. Se debe de actuar con delicadeza y no aplicar productos cáusticos que destruyan las células encargadas de cicatrizar y queratinizar la zona. Sin embargo no sabemos los daños que pudo haber causado la espuma de  poliuretano industrial que le aplicaron sobre la herida. El dueño nos refiere que se la curaban con lejía ¡!!!!

A la izquierda de la foto, delimitado por unas rayas rojas se ve una porción de tapa que está fracturada e independiente del resto del casco. Esta porción la conservamos de momento, pero en próximas curas, se la quitaré con la tenaza de filos curvos. En sus bordes alberga infección y es mas seguro eliminarla y reconstruir con resina acrilica. De momento es tiempo de eliminar infeccion. Ya se reconstruirá el casco mas adelante.

La línea roja de la derecha nos señala el cuarto que se ha producido. El casco se ha roto hasta el rodete coronario y al no proceder a una cura correcta, ha originado un cuarto.

silver11 

Dos eran las premisas  principales en este caso: eliminar la infección y la inflamación para dar oportunidad a que se queratinice la porción de tapa arrancada y proporcionar a Silver apoyo suficiente y cómodo entretanto. Tras valorar el estado de la palma y las condiciones en que iba a convalecer el caballo, nos decidimos por ponerle un zapato hecho con una herradura de plástico que son utilizadas generalmente por los trotones de carrera. Estas herraduras  se pueden pegar o se pueden clavar con unos clavos cuya cabeza tiene forma de tachuela (Ver articulo de herraduras alternativas)

 silver12

Para este caso nos interesaba mas una herradura que fuese blanda y ligera, a fin de que se pudiese sujetar con un mínimo de clavos. La premisa mas importante del momento es eliminar la infección. El apoyo es secundario, pues Silver no puede apoyarse aun en ese casco. 

Aunque el clavo puede atravesar limpiamente la herradura de plástico, es preferible en este caso hacerle unos agujeros guía, para evitar la mayor cantidad de martillazos posible. El agujero del centro permitirá el drenaje de los exudados de la herida y facilitará la aplicación de antisépticos en la misma.

 silver13

Hemos clavado normalmente la herradura de plástico por la mitad lateral. En la parte de la herida, hemos colocado un par de clavos atravesando la herradura y hacia su mitad los hemos doblado hacia fuera. Cuando coloquemos la venda, el clavo agarra en la venda y se sujetan  mutuamente. Es un soporte mínimo, pero no hay otro.

silver15 

En la zona mas trasera  del casco, junto al talón,  quedaba una porción de casco que no había sido arrancada y se le notaba cierta firmeza. Arriesgando mucho, conseguimos clavar un clavo en esa zona. No es una sujeción muy buena, ni mucho menos, pero ayudará a mantener la herradura y el vendaje en su lugar. En la fotografía apenas se aprecia, pero el clavo sale junto al pelo del rodete ¡!!!

 

 silver16

 

Una vez colocada la herradura de plástico, Silver ya se encuentra mucho mas cómodo. Apoya el pie, pero aun no puede cargar peso sobre el mismo.

Sin embargo es un gran avance, pues el caballo llegó hasta mi furgoneta caminando sobre tres pies!!

Se puede observar el estado de abandono en el que se hallan sus otros cascos. En cuanto Silver pueda apoyarse bien, se hace urgente un herraje adecuado de sus demás patas.

 silver17

 

Hemos introducido algodón en rama entre la herida y los clavos para proteger la superficie de la misma. Estos algodones se impregnarán de Betadine  diariamente, lo que unido a los antibióticos y antiinflamatorios que recetó el veterinario, conseguirán una pronta cura de la herida del pie.

 

 silver18

 

El pie se venda primeramente con una venda de gasa y para sujetar todo el apósito en su sitio, utlizamos venda cohesiva Vet Rap. En este caso, viene estampada con herraduras. Por el borde superior del vendaje se introduce el Betadine con una jeringuilla.

 

 

 silver19

 

Y por ultimo, se protege con cinta adhesiva americana, pues Silver quedará suelto en un pequeño paddock.

 En el plazo de diez  días, si todo va bien, volveremos a visitar a  Silver, para comprobar los avances y como va cicatrizando la herida. Si la recuperación avanza según lo previsto, dentro de un par de meses podremos reconstruir el casco con resina acrílica, aunque antes ya le habremos puesto alguna herradura ortopédica. 

Durante el siguiente mes se renovaron los vendajes y se procuró mantener la herida limpia.A pesar de todos los cuidados el caballo desarrolló una infección en la zona expuesta.

silver20 

 

La infección ha utilizado las laminillas del casco como si fuese un ascensor y ha brotado en la corona,exudando una gran cantidad de pus blanquecino.El veterinario ha administrado el tratamiento antibiótico oportuno.

El casco ha crecido lo suficiente para intentar colocarle una herradura sujeta lateralmente por una pletina atornillada.

 silver21

 

 

La infección ha sido resuelta y la zona se presenta bastante limpia.La flecha roja señala una zona del casco en que el tejido aparece sobresaliente.Se trata de tejido de granulación encargado de cicatrizar la herida.Con esta excepción,el resto del casco dañado aparece cornificado y recubierto de una capa de tejido córneo.La flecha verde señala el lugar del rodete coronario por donde ha brotado el pus.

Ha llegado el momento de colocar una herradura en el casco.Durante este tiempo,el casco ha ido creciendo hacia abajo,lo que aproxima peligrosamente el talón al suelo.Si el talón llegase al suelo y soportase peso,es muy probable que el casco naciente se partiera en dos,formando un peligroso cuarto.

Hemos forjado una herradura de barra a partir de una herradura comercial.Esta herradura estabiliza al casco e impide que los talones o alguna otra parte del mismo se mueva independientemente una de otra.Hemos puesto dos claveras suplementarias en la lumbre,debido a la imposibilidad de clavar en la mitad interna del casco. 

silver22 

 

 

 

Para sujetar la herradura en la mitad interna,hemos soldado una pletina de 8 cm de largo,que haciendo puente sobre la zona afectada,se sujeta con tornillos tirafondos a la tapa sana que está por encima de la misma.

 

 silver23

 

 

El lugar de elección de la pletina,no ha sido al azar.Uno de los problemas mas frecuentes en la cicatrizacion de las heridas en caballos,es la tendencia a producir un tejido de granulación exuberante,tambien llamado bezo o “carne viciosa”.Para tratar de contener esta proliferación,se ideó colocar pletina justo encima de la herida.Así,además de sujetar le herradura a la tapa,permitia sujetar con cierta presión unas gasas encima del tejido exuberante,a modo de un vendaje compresivo

silver24 

 

En la siguiente foto vemos como han sido colocados los tornillos y las gasas compresivas.A esta altura del casco,se puede insertar un tornillo tirafondo de doce milímetros de largo sin riesgo de herir el tejido vivo interior del pie.El casco fue vendado de nuevo y se le recomendaron curas locales con Betadine.

Tras el herrado con la herradura de barra,el caballo mejoró espectacularmente su andadura,de modo tal que sobre una superficie asfaltada,apenas cojeaba.