Abscesos reiterados: posible queratoma?

Cuando un caballo presenta en un casco una serie de abscesos repetidos que drenan pus en la corona o por un agujero en la línea blanca se debe de sospechar de un queratoma. Un queratoma tiene su origen en un absceso en el que las enzimas del pus irritan crónicamente a una o varias laminillas del casco, adquiriendo las características de un tumor benigno. Es parecido a un “ojo de gallo” en las personas, pero con la diferencia de que al estar incrustado entre la uña y el hueso, no tiene donde expandirse sino es hacia el hueso.
El gran problema de los queratomas es que, además de ser una fuente de infecciones dolorosas, van excavando un nicho a costa del hueso tejuelo, destruyéndole. Si esta destrucción es lo suficientemente grande y activa, la osteítis resultante puede determinar la invalidez del caballo.
Cuando un herrador se encuentra un casco sospechoso de padecer un queratoma, debe de informar al propietario acerca de la conveniencia de que el veterinario vea urgentemente al caballo, para detectar si se trata o no de un queratoma. Asimismo, comprobará el alcance de los daños del mismo y la conveniencia o no de operar y extirpar el queratoma. En el caso de este caballo, así lo hemos hecho. Desbridamos el tejido suelto de la muralla para facilitar la limpieza, colocamos un herraje de soporte y explicamos al propietario la gravedad del caso y la urgencia de una inspección veterinaria.

Read moreAbscesos reiterados: posible queratoma?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies