Talones huidizos

 p1000675

 

   A pesar de las continuas investigaciones y de la difusión de los conocimientos sobre Podología, no es difícil encontrar en los clubes hípicos de España, auténticos desatinos en materia de herraje. Por desgracia para nuestra profesión, algunos herradores siguen clavando herraduras en el casco de manera industrial, importándoles mas el número de caballos herrados en la jornada que  la satisfacción personal por un  trabajo bien realizado. Esto no es privativo de los caballos de tanda en clubes hípicos modestos, sino que se descubre muchas veces en clubes de renombre, realizados por herradores de prestigio.

 

   En la fotografía de hoy, presentamos el caso de un caballo de salto, compitiendo en grupo II. Sus cascos anteriores presentan la típica forma de talones huidizos y lumbres alargadas. Su propietario y jinete refiere que el caballo presenta un bajo rendimiento deportivo, con episodios de tendinitis e hinchazón en las cañas y menudillos. Aun con esto, es incapaz de  cuestionar la calidad del herraje que le hacen a su caballo el “herrador oficial” del centro ecuestre en donde le tiene estabulado