Tres casos de manejo de cuartos con herraduras de banana.

mar1 

   En los caballos Pura raza español y sus cruces, se da con mucha abundancia una conformación de "recto y corto de cuartillas".Esta conformación natural trae consigo un casco de formas diferentes a los de otras razas de cuartillas largas y tendidas. Por su propia conformación, el casco tiene tendencia a adquirir una forma estrecha con talones altos, llamado casco de mula, por ser la forma común en los cascos de mulas y burros.

    Se trata de una conformación natural y es perfectamente funcional para el caballo. No obstante, como todas las conformaciones, pueden producirse situaciones que hacen que se produzcan deformaciones y aparezcan los problemas. En tanto se gestionen correctamente estos cascos, el individuo no presentará problema alguno. Cuando se producen manejos inadecuados o se producen otros problemas como infosuras, este tipo de cascos se ven afectados por todo un conjunto de problemas que invalidan rápidamente al animal. 

   El gran problema en los cascos de estos caballos son sus talones. Por la propia conformación, el caballo tiende a recargar el peso sobre las lumbres. Esto significa que los talones crecen mas rápido al no tener que soportar peso. Cuando llegan a determinado tamaño, se les viene el peso encima de golpe. El talón, tratando de adaptarse a la intensidad y a la dirección de las fuerzas, reacciona de distintas maneras. Unos se cierran, contrayéndose. Otros se expanden dando lugar a cascos en forma de flecha. En la mayor parte de los casos, el talón se sobreeleva, produciéndose una forma característica. Cuando el talón no puede mas, se rompe y aparecen los cuartos.

 

   En la fotografía de portada podemos ver un casco de un caballo español típico. El casco tiene un forma aceptable, seria una conformación deseable para la mayoría de los caballos. La cuartilla mantiene la misma dirección que las lumbres del casco y los talones guardan una anulación muy parecida a las lumbres. A pesar de que han transcurrido siete semanas desde el ultimo herraje, la herradura aun proporciona un apoyo aceptable en los talones y en las cuartas partes.Sin embargo, algo no va bien. Hay un buen cuarto que desciende desde el rodete y en la región posterior se ven ceños curvados, de los cuales, el punto mas alto de la curvatura corresponde con la zona donde se ha producido el cuarto.¿Que está pasando aquí? 

   La respuesta es sencilla cuando se sabe interpretar la información que da el casco. Sin duda alguna, la zona posterior del pie esta sobrecargada. Los talones se están sobreelevando y ya no han aguantado mas. La conformación del casco, aunque bonita, no es la natural del caballo. Este caballo tendría que tener los talones mucho mas bajos. Pero nos preguntaremos que ¿como es que teniendo las falanges del dedo bien alineadas puede producirse este cuadro?.Las explicación es sencilla. El caballo tiene el interior del pie bien alineado, pero el estuche córneo que envuelve el pie, no esta en su sitio. A partir de la zona mas ancha del casco está sobreelevado. Si nos fijamos en la foto, la corona del casco, desde el cuarto hacia atrás, debiera de seguir una curva mas descendente. 

   Hacer descender la curva coronaria es fundamental,  no solo para curar el cuarto, sino para proporcionar al casco la forma correcta y dar al caballo el confort necesario. Solamente hay una forma efectiva de conseguir que la corona descienda, y es privándola de apoyo mediante un falseo. La mayoría de los falseos simples, es decir, rebajar el casco mucho para que no contacte con la herradura, duran poco tiempo y no son efectivos. El herraje de banana se ha revelado como una interesante manera de descargar el peso de la región posterior del pie a la vez que se mantiene la alineación de las falanges. Así, conseguimos mantener el interior del pie en su sitio, en tanto que permitimos que el estuche corneo descienda. En otras palabras, falseamos el casco sin que el interior del pie se vea afectado. 

   En este articulo presentamos tres casos de caballos Pura raza español PRE que presentan cuartos en sus cascos y que serán tratados con el herraje de banana. Aunque comparten la morfología básica del caballo español, recto y corto de cuartillas, cada uno de los cuartos tiene un origen distinto. El herraje de banana es capaz de dar respuesta satisfactoria a cada uno de los orígenes del cuarto de una manera fácil para el herrador y relativamente barata para el propietario.

 

mar4 

 

   Este caballo presenta, visto lateromedialmente un aspecto relativamente bueno, salvo por lo que hemos descrito, un cuarto y unos ceños curvados que revelan estrés en la pared del casco. Al recortar el casco, el eje casco cuartilla recupera su óptima alineación, aunque el bulbo del talón sigue sobreelevado. Si herramos al casco tal y como está, perpetuamos esta situación de talones recargados. Hay que rebajar fuertemente esos talones para permitir que el bulbo descienda, pero sin añadir tensión al tendón flexor profundo.

mar5 

 

   Visto de frente, se explica la situación y el porque del problema del caballo. El remo del mismo es totalmente izquierdo y sobrecarga la cara medial del casco. La pared del casco no soporta el peso y se dobla haciendo pliegues (ceños) como si fuese de tela. Hay que ser cuidadoso en los falseos en estas conformaciones, pues podemos agudizar la conformación de izquierdo. Si falseamos esta pared buscando que el casco descienda, es decir, un falseo simple en el que queda un espacio entre la herradura y el casco sin que el pie reciba apoyo, lejos de conseguir que el casco descienda, lo que se produce es un basculamiento general del pie hacia adentro, volviéndole aun mas izquierdo.

mar6 

 

   Mano derecha vista por fuera. Uno de los componentes del herraje de banana es la cuña plástica. Además de elevar la zona posterior del pie para realinear el eje casco cuartilla, permite que el talón del casco, se vaya hundiendo progresivamente en el material plástico. Con esto, evitamos la posible tensión producida en el tendón flexor profundo por haber rebajado los casos en demasía y el hundimiento produce un efecto masaje de tracción sobre el tendón, que si no es capaz de estirarlo, si que evita que continúe contrayéndose.

mar7 

 

   Mano izquierda. Se aprecia el falseo entre la cuña plástica y el casco, que esta siendo absorbido rápidamente en la zona del talón. En pocas horas, el casco habrá descendido hasta contactar por completo con la cuña plástica, pero no cargará apenas peso. El peso del caballo esta soportado por el resto del casco, con la barra de la herradura y la superficie de apoyo para la ranilla de la taloneta plástica. No hemos estimado conveniente ni necesario en este caso en colocar una almohadilla de material de impresión dental.

mar8 

 

   En la cara lateral del casco, el contacto es total y se produce una carga total del peso. Es curioso el como con el herraje de banana los pies del caballo recuperan casi al momento la rectitud del eje casco cuartilla. No es magia. Es simplemente que si permitimos que el caballo coloque su dedo en la posición que el quiera ,indudablemente el caballo elegirá la posición mas cómoda, que es precisamente la mas natural, en que las falanges del dedo están alineadas correctamente.

mar10 

 

   Cuando se utiliza una placa compensada plástica, no es necesario que la herradura este cerrada por detrás, pues el propio grosor del plástico hace la misión de la barra de la herradura. Sin embargo, cuando utilizamos una taloneta de plástico es necesario que la herradura este cerrada, pues el poco grosor de la taloneta no evitaría la deformación de la herradura abierta. Una herradura de barra recta es fácil de hacer a partir de una herradura abierta, si se dispone de una forja, un pequeño grupo de soldar y sobre todo, ganas de hacer bien las cosas. Cerrar esta herradura apenas lleva diez minutos mas, y la calidad del herraje es muy superior.

 

 

 

 car2

 

   Ocho semanas después.el cuarto se ha cerrado y el casco crece integro.Podemos prescindir de la taloneta plástica,pues ya no es tan necesaria para conseguir la realineación de las falanges.

 mari1

 

   El segundo de los casos, trata de otro caballo PRE pero con una problemática distinta. Talones muy altos con un herraje convencional. El eje casco cuartilla se mantiene recto a pesar del tiempo transcurrido desde el ultimo herraje. Un buen cuarto le ha salido en la cara interna del casco de la mano izquierda.

 mari2

 

   Visto por detrás la explicación es sencilla. El caballo es totalmente estevado, es decir, sus pies miran hacia adentro. La cara interna crece mas al no tener peso y esta longitud extra debe de ser colocada en algún sitio. El talón se va cerrando sobre el otro y llega incluso a sobreponerse. Cuando no ha podido soportar mas peso, simplemente se ha roto.

 mari3

 

   Para eliminar esta deformación de los talones y evitarles el peso, hay que rebajar a fondo el talón, buscando quitar la mayor parte del mismo. Cuando colocamos el pie en el suelo, el caballo no puede apoyar el talón porque le duele. El caballo esta "colgado" digámoslo  así, del tendón flexor profundo, que aprieta al hueso navicular y le produce una gran molestia. Si dejamos al caballo así o le herramos con esa tensión, se queda cojo al instante. El caballo no me permite levantarle la otra mano para rebajarla debido al dolor. En estos casos, hay que dejar transcurrir un tiempo hasta que el caballo se acomoda.,Generalmente en el tiempo en que se hierran los pies, el talón de la mano ya ha descendido. Cuando se necesita hacer lo que llamamos un falseo doble, se hace asi. Se falsea el casco y te pones a herrar otro caballo. A la media hora o así, el casco ha absorbido todo el falseo. Entonces se vuelve a falsear y se hierra.

 

 mari4

 

   En esta fotografía se puede ver la diferencia entre el casco rebajado y el otro. Si el caballo pudiese elegir, pisaría tal y como está en la mano izquierda, que es su posición mas cómoda. Ocurre que no es capaz de mantener la mano en esta posición, como de puntillas. La herradura de banana le permite pisar en esta posición sin las molestias o secuelas de tener el talón en el aire.

 mari5

 

   Cuando rebajamos doblemente este talón antes de clavar, el casco estaba separado casi un centímetro del plástico de la cuña. En el espacio de tiempo que llevo clavar la herradura y tomar la cámara, el talón ha descendido hasta tocar el plástico. Y con el talón ha descendido obviamente la corona. Esto  ha ocurrido porque la placa compensada plástica ofrece soporte al interior del pie a través de la ranilla. Sin soporte del pie, no desciende la corona, sino que bascula el pie. En pocos días, el contacto del casco con la cuña de plástico será total, pero sin cargar peso.

 mari6

 

   Gracias al herraje de banana, el casco sigue manteniendo la alineación escogida por el caballo, pero sin que se produzcan tensiones en el tendón flexor profundo. La herradura de hierro, rígida, recoge el peso del caballo por su cara superior, tenga la forma que tenga, y la transmite al suelo a través de un solo punto. Esto no podría ser así con el casco descalzo.

mari9 

    Cuando a un caballo se le coloca un herraje de banana, en el primer momento del apoyo, balancea el casco de atrás hacia adelante hasta que el mismo descubre la posición que le resulta mas cómoda. La acción antagonista de sus tendones, es lo que mantiene a la articulación en determinada posición.

    Se suele comparar con la posición que elegimos nosotros para mantenernos erguidos sobre nuestros pies. Grosso modo, nuestra tibia y peroné se mantienen sobre el pie gracias a la acción de los músculos antagonistas de la pierna. Uno tira mas y otro tira un poco menos hasta conseguir el equilibrio sobre los tobillos. Si uno de los tendones nos duele por lo que sea, el otro tira un poco mas y andamos lo suficientemente inclinados para buscar la postura mas cómoda. Cuando deja de dolernos, ambos tiran igual y recuperamos la verticalidad. Con el caballo ocurre lo mismo. Podemos colocar una herradura con la superficie curva porque al caballo lo mantienen los tendones en su sitio. Incluso si uno de los tendones esta dañado, como pudiera ser el caso de una tendinitis, pues el resto de los tendones trabajan de tal manera que colocan al caballo en la posición en que el tendón dañado trabaje lo menos posible. Ese es el gran secreto del herraje de banana. Nosotros podemos obligar al caballo a pisar de determinada manera, y podemos acertar o no acertar. Con el herraje de banana permitimos que sea el caballo quien elija la manera de pisar, en la certeza de que el no se va a equivocar en la manera que le resulta mas cómoda. 

   ¿Debemos entonces de colocar herrajes de banana en todos los caballos? Si y no…El secreto del herraje de banana consiste en calcular la curvatura necesaria para que el caballo pueda realinear sus falanges,.Esta curvatura admite muchos grados según sea el problema que tenga el caballo. Si el problema es 0, el grado de curvatura es 0,es decir, la herradura es completamente plana. Si el problema no existe, pues no existe curvatura, De ahí que no nos cansemos nunca de repetir que la herradura de banana no es una herradura especial ni de un material especial. Es simplemente un concepto de herraje en el que se utilizan los materiales normales del herraje. Se puede realizar el concepto de banana con cualquiera de las herraduras existentes en el mercado. En algunos casos es la herradura sola, en otros lleva una cuña plástica, en otros lleva silicona, etc. 

   ¿Cuando elegir una herradura de banana? Cuando se tenga un problema especifico en el que se necesite primordialmente corregir el eje casco cuartilla. En tanto no haya corrección del eje casco cuartilla, no hay recuperación posible para el caballo y todo lo que se  haga no será mas que un parche temporal para alguna de las secuelas. La alineación recta de las falanges del dedo es la conformación natural del caballo sano, Cada vez que herramos un caballo y este sigue con el eje casco cuartilla roto, estamos dejando un caballo mal herrado.

    ¿Como elegir el grado de curvatura? La profundidad de la curvatura de la herradura de banana es irrelevante, siempre y cuando esta sea uniforme. Por un principio arquitectónico, los arcos y bóvedas son mas altos cuanto mas juntos estén sus pilares. Esto es lo que explica el porque las bóvedas de los cascos de las manos son mas planas que las de los pies y los cascos grandes tienen la palma mas plana que los pequeños. Por mucho que lo intentemos, no podemos colocar una curvatura muy pronunciada en un casco ancho  y grande, porque tendríamos que rebajar mucho en los bordes y no contactaría en el centro. Lo primordial e inexcusable es que la curvatura sea totalmente uniforme (continuous roll) para que no haya ningún punto de inflexión que obligue al caballo a pisar en ese punto, sino que el animal tenga a su disposición todos los puntos de la curvatura y pueda elegir uno de ellos. .

talo1 

    Ocho semanas después,el casco crece integro.Se sigue herrando el pie con una herradura de banana de barra,pero sin taloneta plástica.El falseo sigue siendo fundamental para lograr el descenso de la corona sobreelevada.

 

 marin1

 

   El tercer caso es un caballo PRE con una infosura unilateral en una de sus manos, en tanto que la otra mano ha adquirido una ligera contracción y atrofia. Probablemente la causa primera del cuadro fuese un dolor en la mano derecha, que dio lugar a una infosura por sobrecarga en la mano izquierda, de apoyarse sobre ella todo el tiempo. Un gran cuarto se abre en su cara interna, aunque no le produce dolor. En general el pie parece como aplastado y la herradura de barra recta no ha sido capaz de proporcionarle suficiente apoyo, sin duda debido a que no se ha corregido el eje casco cuartilla roto hacia atrás. El caballo está caído o hundido  sobre sus pies, a semejanza de un coche al que se le rompe un amortiguador y se hunde. Es necesario levantar a este caballo sobre sus pies para que pueda empezar a recuperarse.

 

marin2 

 

   A la mano derecha le hemos dado la oportunidad de apoyarse como mas le guste o mas cómodo se encuentre. A su vez, el talón sobreelevado podrá descender e hundirse en el plástico de la cuña. Obsérvese como al ser un casco mas pequeño, la curvatura de la herradura aumenta. Esto es un efecto de la cuña de plástico. Ambas herraduras tienen el mismo grado de curvatura, pues están incurvadas en el molde de acero que se coloca encima del yunque. Pero al ser esta herradura mas corta, la cuña de plástico avanza mas hacia adelante, aumentando la curvatura de la misma. No es mas que un principio de Física, que se aplica igual a la bóveda de una catedral que al casco de un caballo.

 

 marin3

   La mano izquierda se ha levantado sobre su propio casco adquiriendo un aspecto mas funcional. La  herradura es mas larga, con lo que la curvatura es menor. Aun así, por detrás le queda una pequeña pero suficiente "cuña de aire" que le permite autoajustar su eje casco cuartilla..Por delante,  la cuña de aire actúa como un gran rolling, que le proporciona una excelente salida al pie.

    Estos tres caballos estaban en la misma cuadra y han sido herrados el mismo dia. El tiempo empleado de mas en herrarles con herradura de banana en vez de herraje "tradicional" podemos cuantificarlo en apenas media hora, La  única diferencia ha sido el incurvar las herraduras, sujetar la taloneta con los remaches de cobre y recortar la taloneta con la lijadora.

    El incremento de los costes del herraje, es decir, la taloneta y los remaches de cobre, apenas 10 euros. La mejoría en la comodidad de los caballos y la solución de sus problemas..para eso esta la Visa.. 

   La satisfacción personal del trabajo bien hecho o de haber actuado de la mejor manera posible…eso no tiene precio.